[CINÉFILO PROMEDIO] «Viuda negra» – (Black widow)

Contradicciones vitales

Luego de una espera desmedida que tampoco colabora en sus resultados frente a un público muy de nicho, Marvel estrena «Black Widow» (2021) como un justo epílogo de una de las estrellas con más recorrido y subvaloradas de su franquicia «Avengers». Sin embargo, el dilatado estreno de su película personal es opacado por una serie de claroscuros que en evidente contradicción, terminan dejándola como una cinta de marcados sinsabores.

Y es que las contradicciones son el principal motivo de los análisis posteriores y que generan esa, a ratos injusta sensación de «meh» que queda luego de dos horas de un repaso inédito por el perfil del principal rostro femenino de Marvel por muchos años. Esa dicotomía se cimenta en una línea de la cinta que habla de «una asesina admirada por las niñas». Cómo Disney maneja estos casos, donde el guión pide a gritos un disimulo de los infantilismos y una necesaria dosis de realismo terrenal entre tanta fantasía deja los equilibrios tocados. Es decir, Natasha Romanoff no se hizo conocida vendiendo dulces pero acá por momentos es la Madre Teresa y en otros instantes hay guiños más a la altura de su papel de ex sicaria. Esos baches y la presentación de algunos personajes de modo poco coherente no se pueden pasar por alto. Dave Filoni resolvió eso en los nuevos productos de Star Wars con un arma aturdidora. Quizás es un camino.

Evaluando los elementos más generales de esta cinta, en secuencias de acción anda bastante bien. Los mencionados equilibrios se desbalancean cuando se aborda el resto de la historia, el aporte de los personajes que resultan ser menos de lo esperado, los antagonismos o el rol de actores que daban para más. Ver a Scarlett Johansson calzándose su tenida de operaciones por última vez es un imperdible de los seguidores del MCU, pero no cabe duda que esta película llega varios años tarde, como un episodio que se sabe intrascendente, de mera continuidad. Florence Pugh es el relevo natural del manto de BW que llega fresco aunque el resto del staff suena más a incógnita.

Como sea la factoría Marvel necesita meter un éxito pronto, uno que vaya más allá de los clichés de encontrar un objeto de deseo para el argumento; desde piedras, una fórmula secreta o un suero que cambie la trama. Los lugares comunes de su estilo piden ahora un desarrollo más complejo y rico en aristas que pasen de los recurrentes alivios cómicos. Las series juegan con otros parámetros y su irregularidad tiene más que ver con la acción capítulo a capítulo, por eso no entran en estos balances, pero en el cine tras los efectivos golpes del desenlace de Guerra del Infinito, la infumable Capitana Marvel, Spiderman 2 y el citado paréntesis del stream, los productos no han estado a la altura de la herencia.

«Black Widow» es entretenida, en un par de momentos divertida, tiene buen manejo de la acción. Al debe queda la estructura que debería ser el soporte y engranaje para que esta máquina funcione, justificando esos momentos de adrenalina. Una tibieza que deja gusto a poco.

Recomendación: Aceptable pero apenas suficiente. Tibio reconocimiento a una heroína que marcó época. Inconexa.

[CINÉFILO PROMEDIO] «La Liga de la Justicia de Zack Snyder» (2021) – (Zack Snyder’s Justice League)

Más que buena, mejor.

Cuatro horas en búsqueda de la redención del más clásico grupo de super héroes y patrocinados por el regreso del director Zack Snyder que parece haberse sacudido lo suficiente de una dolorosa tragedia personal y las irregulares evaluaciones de su anterior «Batman vs Superman» (2016) dentro de las historias del llamado DC Universe.

Esta reversión de la cinta de Joss Whedon «La Liga de la Justicia» (2017) es a todas luces mejor. Y es que los matices son evidentes; no es el resultado de un híbrido entre dos realizadores y de las exigencias cruzadas del Warner Bros. de la época, tiene una duración que permite desarrollar y profundizar mejor muchos aspectos de la historia y como suele ocurrir con Zack Snyder, tiene su sello por todas partes, para bien o para mal, algo que a la cinta anterior le pesaba porque no tenía identidad por ningún lado.

La opulencia y cuasi arrogancia de invertir cuatro horas en una película donde argumentalmente las directrices son las mismas pero la estética y la impronta del realizador mejoran el resultado, terminan convirtiendo el film predecesor en un sucedáneo. Es decir, no solo estamos ante una propuesta que aporta por sí misma si no que opaca con creces la primera versión y le da sentido a una, en otras circunstancias, incomprensible repetición a gran escala cinematográfica. A partir de este estreno de forma no escrita, la visión de Snyder de la Liga de la Justicia pasa a ser la definitiva e increíblemente la apuesta de Whedon de hace pocos años es como si nunca hubiera existido. Insólito para la historia del cine comercial.

Acá pasan cosas distintas, hay escenas y personajes que se suman y aportan para entender mejor la génesis del relato, sin embargo también hay contras; estamos ante un director que deja seguir, que explota las ralentizaciones y cae en varios clichés que ostenta como su firma pero no siempre son adecuados. Por otra parte aún con tantos minutos y material como para desarrollar una miniserie los antagonismos aunque tienen mejores matices siguen haciendo cosas «porque si» con secuaces olvidables que recuerdan los pecados de Marvel.

«La Liga de la Justicia de Zack Snyder» (2021) es «mejor» y quizás buena, siempre dentro del contexto de su público de nicho y aún siendo aparentemente excesiva como producto, resulta un lindo desafío para los fans de sus personajes. Reitero, se trata de una película que suma pero que en rigor puede seguir dejando muecas en el público general pues más bien, competía contra su propia sombra, en este caso el film que Snyder no pudo terminar la primera vez. Ahí vence, con holgura, mas como cinta general oscila entre lo aceptable y bueno. A la larga era lo que los fans pedían, nadie más.

Recomendación: Mejor. De nicho. No es para todos. Supera la versión de 2017 y aunque es excesiva en metraje en líneas generales aprovecha bien el dilatado tiempo.

[CINÉFILO PROMEDIO] «Chicago boys»

chb

Ojos que no ven

«El mercado sabe». «Los mercados necesitan la orientación de políticas públicas para que sirvan a la gente». «Pinochet era más bien estatista». «Con Merino generamos de inmediato una simpatía muy especial».

Probablemente y además considerando su génesis política y económica, algunos de estos conceptos no digan mucho a un espectador en cualquier parte del mundo, pero quienes sabemos o tenemos noción mayor de lo ocurrido en Chile entre 70’s y 80’s podemos ser testigos de la polaridad generada en y post dictadura con los dispares escenarios llamados «milagro económico» y «venta del Estado al neoliberalismo y los privados». Dos lupas tan disimiles y grandes como los mitos en torno a un grupo denominado «Los Chicago boys» (2015) que inspiran a Carola Fuentes y Rafael Valdeavellano a ahondar en su historia con el valor de ser relatada por ellos mismos con otros ingredientes sutiles pero interesantes.

La mirada de contexto asoma como una línea editorial delicadamente crítica a algunos de los parámetros narrados por quienes son llamados a ser los protagonistas de esta historia, como suele ocurrir apelando a su ego, quizás de lo contrario no podrían haber contribuido como valiosas fuentes. Fieles a sus visiones de sociedad y el rol del libre mercado en ellas, al margen de la coherencia de sus principios como economistas neoliberales en distinta escala, su burbuja queda expuesta y se ven desprovistos de otros argumentos creíbles saliendo de esa baldosa, para haber contemplado -por ejemplo- aunque sea de reojo el otro Chile que se estaba pudriendo por dentro, ese cuyo suplicio teñido de sangre y silencio era la base de la nueva sociedad modelo que se estaba construyendo.

Argumentaciones irrisorias, a ratos insultantes se mezclan con una desmitificación justa para ponderar que no todos los llamados «Chicago boys» compartían los mismos principios y como en todas las cofradías, el grado de compromiso iba desde aquel ciego y sin límites, hasta los más reflexivos y críticos de los extremismos.

«Chicago boys» posee el valor del redescubrimiento con testimonios y material que sin este documental sería muy complejo de apreciar en su dimensión real. Pueden quedar fuera muchos elementos pero en la hora y media que posee, se gana su lugar para comprender el Chile de hoy desde su forzada y traumática refundación económico – social, el Estado espectador, las brechas de desigualdad y una falta de autocrítica que a ratos justifica precisamente muchos de los mitos que acarrea este peculiar grupo de estudiantes en el extranjero.

dado3Recomendación: Buena. Sin duda hay mucho más que decir sobre los efectos de los Chicago boys pero el montaje y objetivos acotados y concretos son logrados con un alto valor.

🇨🇱🇺🇸🏛💰

[CINÉFILO PROMEDIO] «Avengers: Endgame»

La batalla más esperada de los Vengadores

Entretiene, sí. Emociona, también. Incluso si quiere que le cabree, algo de eso puede encontrar. Carcajadas, sollozos y momentos ridículos. «Avengers: Endgame» (2019) se encumbra a la altura de lo esperado y si haz visto la mayor cantidad de películas posibles de estos últimos 11 años de MCU reconocerás un buen número de referencias.

Esta es una película 100% de superhéroes, para disfrutar, sin prisas pese a sus 2 horas 49 minutos de trama pero tampoco tiene todas las respuestas. La dirección de los hermanos Russo se toma el tiempo para todo; explicar, sensibilizar, sorprender y hacer reír. Este último uno de los factores más resistidos por los críticos y fans grises pero que no ha impedido que los momentos de ciertas muecas queden en segundo plano tras los pasajes épicos que son verdaderos golpes y esos instantes buenos superan en bastante volumen a los yerros. Lo épico, las sorpresas (para quienes tienen la suerte y el fanatismo de llegar de los primeros al concierto antes que comiencen los memes y comentarios divulgadores para ganar likes) todo ese capital es más en la balanza que los ripios y lagunas.

Aparte de algún momento para levantar las cejas con el CGI computacional, en los huecos y cosas inexplicables es indudable cierta flexibilidad argumental ya que la ciencia ficción y más aún basada en los cómics, resultará «insoportablemente conveniente» para los detallistas pero llega también un momento de apagar el switch. Las cosas «se hacen calzar» y sí, es oportunista pero de eso se trata, de cerrar ciclos, pretendiendo también borrar con el codo algunas cosas de esta saga.

«Los Vengadores: Infinity War» (2018) abrió muchas puertas que «Endgame» cerró y otras, solamente las dejó juntas pensando en lo que viene. Argumentalmente «EG» está lejos de ser perfecta y esto va más allá de la diversidad de gustos resultando un ejercicio difícil ponerla a jugar frente a frente de su otra mitad, «IW», quizá más redonda ya que esta secuela es más dramática y con otro ritmo, pero su última hora compensa todo. Buscarle la «quinta pata al gato» o «ir contra la corriente» suele ser popular, pero cuestionarla en demasía o derechamente destrozarla, sin reconocerle varios méritos es no ver el tipo de cine que estamos tratando. A propósito de lo bajo, hay cierto descenso en el antagonista, el tratamiento de un personaje eje y las ganas de ver más de algunos caracteres. También hay una que otra escena algo forzada y de «fan service», del bueno y del otro.

Para considerar: 1. No hay escena post créditos pero aún así da un sentimiento especial «tener» que irse de la sala de cine sabiendo lo que se ha visto. 2. Curiosamente la versión doblada anda incluso mejor que la subtitulada que decepciona porque no se apega tan fielmente a los diálogos originales, raro, una mínima noción de inglés ayuda. 3. No se siente todo ese tiempo del metraje.

«Endgame». Momento histórico del cine y la cultura popular. Generacional, os guste o no, con imperfecciones para saber sobrellevar y aciertos para recordar.

Recomendación: Un hito del cine. No es perfecta pero entrega mucho como para cuestionarle méritos.

🙌😄😥🌟🤜🤛

 

[CINÉFILO PROMEDIO] «Shazam!»

shazam

«S» de… ¿Sobrevalorada?

DC Comics contraataca y baja notoriamente la edad de su público objetivo con «Shazam!» (2019), el «Capitan Marvel» original pero con un perfil notoriamente más infantil o que se percibe más explicitamente ridículo-divertido al pasar del cómic a la pantalla grande.

Claro, el film es muy familiar pero sin duda entregará entretención a los más chicos por sobre el interés de adolescentes y mayores. En parte esto puede darse porque si bien se trata de la misma persona de 14 años en un cuerpo adulto super poderoso, en el proceso de descubrir de qué se trata, resulta más simpático en la versión de Zachary Levi que en la de Asher Angel como Billy Batson. Es verdad que no se toma en serio pero tampoco nos entrega un humor muy elaborado. Recuerda innegablemente a la serie «The Greatest American Hero» (1981 – 83) por el tema del aprendizaje y ciertas bromas, pero elevarla a buena película es sobrevalorarla.

Las referencias a otras películas y a los personajes del Universo DC están a la orden del día, pero aunque se aceptan los guiños se hacen algo innecesarios, pero ahí están, no afectan en nada. Mencionar que en las revistas el héroe de capa blanca es todo lo opuesto a lo que representa Levi, puesto que la idea de mantener la mentalidad infantil fue bastante posterior a la creación del personaje. A los comic fans eso les hará ruido.

«Shazam!» es entretenida y eso es un mérito pero creo que es de aquellas que baja la media de lo que se puede considerar una buena película. Divertida y todo, es fresca pero no termina de convencer del todo. En el cine el entorno influye en el disfrute pero hay elementos que generan muecas -como el tono del villano de Mark Strong (uno tipo «Los increíbles» hubiera sido notable)- y otros que son un bálsamo de lo que el film necesita -como Jack Dylan Grazer y «Darla» que recuerda a «Agnes» de la saga «Mi villano favorito»-.

Al final es una cinta familiar, comedia con tintes de acción (no al revés como suele ser la tónica) y quizás los mejores momentos son donde precisamente se aprecia la importancia de familia, la sensibilidad, pero no se le sacó todo el provecho y el clímax es un poco disperso. Así es la irregularidad la que prima.

Recomendación: Regular a aceptable, con tendencia a ser sobrevalorada.

⚡️👊👦👧

 

[CINÉFILO PROMEDIO] «SpiderMan: Into the Spiderverse» – (Un Nuevo Universo )

Bienvenidos a la renovada académica arácnida

La apuesta de materializar un proyecto tan ambicioso, complejo y diverso como «SpiderMan: Into the Spiderverse» (2018) y llevarlo a la gran pantalla tiene un tremendo mérito y por sobretodo, la forma en que se logra es el principal crédito que hay que darle a los responsables de esta osada aventura.

Se trata de una acertada invitación a acercar a mundos como el cine y las historietas demostrando que pueden ser complementarios y no rivalizar como suelen hacerlo algunos grupos de fans. La diversidad visual es un viaje inevitablemente atractivo que es de los principales aciertos de estas dos horas de entretención muy inusual.

Acá hay lo más cercano a un cómic en movimiento incluyendo todo el mundo gráfico y textual de las viñetas: onomatopeyas, recuadros y también las casillas de guión. Ojo a la música, muy urbana que es un aporte que se perfila por sí sola en una cinta que en general es más seria de lo que se pudiese esperar.

Dentro de la galería de personajes hay algunos que tienen un gran atractivo incluso para los que no son tan avezados en el rubro de los súper héroes pero eso deben descubrirlo ustedes mismos. En ese orden, conceptos como «Multi-verso» no resultan tan incomprensibles como pudiese pensarse y pasan la prueba del público general, sin embargo menores de 10 años quizás no la comprendan del todo.

«SpiderMan: Into the Spiderverse» es la nueva piel de un superhéroe clásico. Tiene guiños ocultos, referencias, homenajes, mezcla tantos tipos de animación de una forma que no esperamos que incluso le perdonamos un bajón promediando el film. Es una buena invitación para darle variedad al mundo de los héroes tal como lo hizo en las revistas y abre la puerta a que otros lo imiten con guiones fantasiosos que bien realizados pueden hacerse posibles. Hasta tiene moralejas, que mejor. A Stan Lee le hubiera encantado.

Mención adicional: Tiene escenas entre y post créditos, porque esto recién comienza y esta vez sí se justifica.

Recomendación: Buena, entretenida. Una puerta luminosa que se abre en el momento preciso para demostrar que se pueden concretar proyectos complejos en este subgénero.

🕷🕸👌

[CINÉFILO PROMEDIO] «Misión Imposible 6: Repercusión»

Mission_Impossible_Fallout_

El Bond que necesitamos

Aunque en español se llame «Repercusión» y no «Caída», como debería, cada vez queda más claro que esta franquicia -que viene al alza- lejos de agotarse se acomoda más y mejor al nicho que en su tiempo ocupó la saga de Bond, pero sin el lugar común del playboy que no se despeina. Tom Cruise, aunque sea más entrado en años, cree en su producto y ha sabido extraerle el adn principal, reinventarlo y exhibirlo correctamente.

A esta altura hay personajes que se repiten en esta suerte de miniserie en la gran pantalla, ello no resultará excluyente para quienes no sepan detalles de cada una de las aventuras de Ethan Hunt en el pasado y prueba de ello es que la trama sabe mantenernos interesados e incluso -lo que ya es un lujo- hacernos dudar sobre lo venidero. Lo impredecible, otro lujo. Ver con qué seremos sorprendidos, un lindo festín.

«Misión Imposible 6: Repercusión» (2018), aunque desde nuestro punto de vista cada vez menos imposible, es entretenida, dinámica, con secuencias de acción que ya se han consolidado como referentes y juega al límite con el propio protagonista en escenas de alto riesgo. Este podría ser un ejemplo inverso de cómo un caracter de cine generaría buenos lectores en novelas de este tipo con proezas como las que marcan su quehacer cinematográfico.

Acción sin más. La tradicional entrega de la misión es su preámbulo consagrado y el único contexto que necesita un concepto ya internalizado en la cultura pop. ¿Algo al debe? Quizás los antagonismos esta vez convencen menos. La amenaza se torna algo absurda pero es como ir a ver un juego de tu equipo contra un rival que se sabe derrotable, tú vas a ver a tus jugadores, el resto es contexto de turno. Nada muy equilibrado pero en realidad es así.

Posdata. El chiste de las costillas fue real.

Recomendación: Buena. Entretenida. Acción y buen vértigo de una saga al alza. 

😎🔫 💣🏍🚁

 

Los [+] y los [-] de CINE PRÁCTICO 2015

Por supuesto que la lista a continuación considera solo lo que vi, que me hubiera gustado tuviera más títulos, pero como dice la mediocre y manoseada frase: «Es lo que hay». Es como la actualización de los premios del descontinuado Festival de Cine Buyano.

Acá no hay crítica especializada ni menos aún parámetros del todo técnicos. Es simplemente gusto personal, sin spoilers, ni sinopsis, solo CINE PRÁCTICO.

Las referencias son por el año del film, pues vi muchas películas de otros años durante los últimos doce meses, algunas muy buenas, pero que no entran a tallar en este montón. Para revisar el por qué de muchas de estas calificaciones, basta con apretar en cada link.

Las que aprobaron:

Hay que verlas. Cada una en su matiz, en su género, logró plantear una historia de forma interesante y atractiva. Probó su punto, despertó interés y entretuvo. ¿Acaso se puede pedir más?

«Intensa mente», «Puente de espías», «Amy», «Charlie Brown & Snoopy», «La cumbre escarlata», «The revenant», «The walk», «Creed», «Spotlight».

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Las que me desilusionaron:

Elencos llamativos y malas ejecuciones. En realidad puede que acá los grandes responsables pasen por el nivel de producción y dirección más que por el set. Un despilfarro para quien otorgó el tiempo de verlas y de la chequera de los inversionistas que salieron para atrás.

«Self /Less», «Burnt»«The gunman», «Everest»«Pixels».

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Franquicias al alza:

Acá ya sea haciendo resurgir clásicos o plantando la semilla para una nueva estirpe, diferentes cintas salieron bien paradas al introducir personajes e historias que dejan de forma atractiva la puerta abierta para seguir adelante o bien, cerrar el boliche de forma digna. «La Era de Ultrón» de la saga «Avengers» no fue ni chicha ni limonada, por eso prefiero omitirla.

«Misión Imposible V: Nación secreta», «Mad Max: Furia en el camino», «Star Wars: Episodio VII», «Rápido y furioso 7»«Ant man».

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Sagas a la baja:

Acá anduvimos guateando. El oso de Seth McFarlane me desilusionó mucho por ejemplo para lo que había sido la primera parte. Otras secuelas confirmaron la curva descendente de una marca y en el caso de «El transportador» se trató de un intento de resurgimiento innecesario. Estas, prostituyeron en algo su legado.

«Maze runner II: Prueba de fuego», «El transportador: Recargado», «Ted 2», «Taken 3»«Los 4 fantásticos»«Los juegos del hambre: Sinsajo, parte II».

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Las innecesarias (malas):

No dieron el ancho. La verdad algunas de esta de forma predecible y otras sin justificación alguna, terminaron con poco para rescatar y lo peor aún, teniendo en varios casos, el material para lograr más.

«Minions», «Vacaciones», «Hot pursuit», «Academia de modelos en bikini», «Tomorrowland», «El destino de Júpiter».

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

***

Esto no es un ránking y es como todo, discutible. Es de esperar que en 2016 -aunque la vista empiece tarde porque debo terminar de ver las cintas hechas en 2015- el conteo sea mejor y el tiempo acompañe para ir revisando más filmes que engalanen la pantalla grande. Como siempre los tips sin spoilers ni sinopsis en CINE PRÁCTICO.

*Listado actualizable.

[CINE PRÁCTICO] «Sicario» (2015)

...

Demasiado diálogo

Para ser una película de escuadrones de élite, agencias americanas al filo de la ley y narcotraficantes, «Sicario» (2015) alcanza lagunas tan somníferas y cargadas al diálogo que resulta bastante desilusionante.

Emily Blunt, Josh Brolin y un Benicio del Toro a otro nivel, son parte de este thriller que acumula tensión de forma atractiva, pero las ventanas que abre para desahogar los cúmulos son escasas por no decir, muy de bajo perfil.

Fuera de algunos estereotipos o lugares comunes, «Sicario» tiene poco de la definición misma, de hecho hay otras cintas latinas que reflejan de mejor manera el término y sus crueles alcances.

Si Denis Villeneuve consigue la misma tensión aquí que en otras cintas, eso es materia de discusión, pero no cabe duda que los callejones de «Sicario» son menos atractivos que sus referencias.

Como sea, entre las discusiones, planes y explicaciones, la espera se hace eterna y pese al buen clima las esperanzas se esfuman y se quedan en meros amagues.

dado3Recomendación: Regular. Promete mucho, avanza pero luego nos desilusiona porque no explota.

:/

[CRÍTICA DE TV] «Avenida Brasil»

Un éxito a confirmar en Chile.

Un éxito a confirmar en Chile.

Muchos amantes de los culebrones brasileños, conocidos por su calidad dramática y el atractivo de sus tramas, la esperaban. Finalmente «Avenida Brasil», una de las más exitosas telenovelas del país de la samba desembarcó en Chile y por supuesto, en Canal 13.

Pese a su llegada, es conocido entre los fanáticos de las telenovelas que el ex canal del angelito no se caracteriza por la sutileza al momento de editar las temporadas de este tipo de programas. Literalmente, es cosa de comparar capítulos en la red, incluso decisivos, donde prácticamente cercenan los tiempos de varias secuencias, sumando en la reducción capítulos completos de otras exitosas series.

Si bien el éxito de «Avenida Brasil» es indiscutible por una serie de factores, entre ellos la oscuridad de algunos de sus personajes, lo que representa un magnético atractivo, no cabe duda que las desprolijidades del ’13’ ya se han dejado ver; por ejemplo aunque por publicidad y promoción no hay mucho que reprochar, si hay acciones dubitativas que confunden como poner una repetición -con buenos resultados de rating- en el trasnoche, y después de una semana sacarla del aire para dejarla simplemente a las 14.45hrs.

Asimismo, aunque se puso un resumen semanal el viernes en horario prime, esa misma osadía debió primar desde el comienzo para no ponerla al mismo tiempo de la irregular «Soltera Otra Vez 2». Una antes y otra luego del final, retomando el timón, consolidando una franja horaria nocturna. Por último de trasnoche fija como repetición. Pero no. Por lo demás los adelantos del ‘próximo capítulo’ con el atractivo nato de la serie no son necesarios y están mal dosificados porque revelan demasiado.

Sobre la teleserie misma no cabe duda que nos fascina la maldad por dentro. En este caso el personaje Carmina, deja a otras como Teresa Cristina («Insensato Corazón») como bebé de pecho. Una villana por si no da miedo ni genera atractivo («La Vida Sigue») pero si le añades poder y falta de escrúpulos el éxito es inmediato. Eso es lo que más que nunca nos deja esta novela, con mucho rencor, intrigas, arribismo y la historia de una gran y merecida venganza, ese es el móvil del culebrón, mezclado curiosamente con la sensibilidad de los recuerdos de niñez.

Sobre la postergación de un acto oficial de la Presidenta Dilma Rousseff para ver el final ya se ha escrito mucho. No cabe duda que «Avenida Brasil» es un éxito y tiene todo para confirmarlo en Chile, sin embargo, de una vez por todas para variar sería positivo que Canal 13 respetara los tiempos de los capítulos y dada su experiencia con el mercado brasileño, también debería arriesgarse con algo más en la franja nocturna. El capital está, aprovecharlo de la mejor manera posible parece difícil por los tiempos de la ‘ágil’ televisión chilena actual.