[CINÉFILO PROMEDIO] «El agente topo»

Fresca mirada a una profunda realidad 

No cabe duda que «El agente topo» (2020) de Maite Alberdi es el resultado de un trabajo bien hecho y astutamente encasillado como documental por la Academia de Hollywood. Su aparente desparpajo es una audacia poco vista en el género pero que comienza a darse cada vez con más frecuencia para despeinar la formalidad de esta área cinematográfica y exhibir realidades de diferente clase alrededor del mundo.

El adulto mayor y su relación con el medio en el ocaso de su existencia es una temática demasiado densa vista a priori y por ello resulta tan adecuada la fórmula de Alberdi para sacudirnos de esos prejuicios e introducirnos con gracia a una historia simple y profunda no exenta de peculiaridades.

En poco menos de hora y media «El agente topo» se pasa rápido. No solo genera curiosidad desde su título, donde ayuda saber poco para sorprenderse por su desarrollo sino que en el mismo relato los tiempos están bien manejados y el montaje de sucesos es tan correcto que roza lo ficticio.

Por cierto que la calidad de vida de los adultos mayores, especialmente en países en desarrollo es dura, mucho más de lo que vemos en este film pero acá el fondo no es la denuncia si no la vida misma y su curso, en esa inevitable espera del desenlace final de la existencia en condiciones que cada uno leerá de distinto modo. Un tabú de las sociedades que idolatran los años juveniles y miran para otro lado con las carencias de los que se van quedando atrás en la tecnología y el quehacer vertiginoso del mundo.

Un humor jocoso y amigable, reflexiones profundas y momentos de emotividad lacrimógena ineludibles. Así es «El agente topo», un documental que no lo parece, de apariencia liviana e ingenua pero que acierta dardos profundos de reflexión sobre nuestros abuelos y qué será de nosotros cuando lleguemos a serlo, si tenemos suerte.

Recomendación: Buena. Bien hecha. Es inteligente para introducirnos a un tabú de la sociedad actual, la vejez.

[CINÉFILO PROMEDIO] «Los dos papas»

Todos los caminos llevan a Roma.

No puedo partir sin reconocer el gran trabajo de Fernando Meirelles con «Los dos papas» (2019). Una película con el respaldo de Netflix como plataforma que sabe tomar, ciertamente con más liviandad de la esperada, tópicos y personajes que no son en rigor los más digeribles para todos los públicos.

«The two popes» resulta más fresca e interesante de lo que el espectador común y silvestre pudiera anticipar. Anthony Hopkins y Jonathan Pryce son una dupla de polos opuestos que se atraen desentramando para nosotros una trastienda poco frecuente de ver no solo en el cine sino como relato histórico de la cofradía vaticana.

Bajo la lupa más inquisidora, puede pecar de condescendiente en algunos sentidos, difuminando inteligentemente puntos más polémicos en la vida y los perfiles de los protagónicos pero también con toques de severidad crítica en lo íntimo que se alude con cada secuencia. Hay concesiones ciertas pero también una visión profunda incluso hasta la especulación -idealizada si se quiere- de los sentimientos enfocados principalmente en el Bergoglio de Jonathan Pryce.

Las creencias y la fe no tienen que ver cuando se ve un film de estas características. «Los dos papas» es perfectamente teatral y lo religioso es solo el escenario detrás. Los roles incluso jugando con sus dispares vestimentas son lo central. Sus conflictos teológicos, sociales y de personalidad para una institución cuestionada por su obsolescencia son el motor de una llevadera historia para entender mejor cosas que van más allá del catolicismo.

Recomendación: Buena. El yin y el yang teológico tras el sitial de San Pedro retratado en una versión entretenida de ver. Disfrutable. 

🇻🇦⛪️👌

 

[CINÉFILO PROMEDIO] «El camino: Una película de Breaking Bad»

La odisea de Jesse

A seis años del cierre del telón de una de las mejores series de todos los tiempos, Vince Gilligan da a luz a «El Camino: Una película de Breaking Bad» (2019) que en rigor es una suerte de capítulo extra largo de la misma historia con la suerte de uno de sus protagonistas que había quedado inconclusa o al azar. Si era necesario o no, ese es otro análisis pero lo cierto es que sale algo mejor parada que otras aventuras similares.

Mencionar que aparece como un capítulo extra largo no es una difamación ni denostación a este producto de 2 horas, de hecho es más un reflejo de la calidad de la serie que consiguió episodios de peso cinematográfico en aspectos como evolución de personajes y profundización de situaciones y contextos.

«El Camino» se trata de un relato muy de nicho, con público definido que dentro de ese universo, en un número menor podría quedar insatisfecho. Minoría porque «Breaking Bad» era precisamente esto, un tortuoso camino hacia la expiación en base a errores y malas acciones. Todo mezclado con rasgos de inocencia supina por parte de sus personajes. Y eso es este alargue, Jesse Pinkman (Aaron Paul) transitando por ese sendero, al ritmo de la serie misma y siguiendo sus parámetros, exhibiendo su propia evolución y claro, algo de la esencia peculiar que lo caracterizó por varias temporadas.

Los pros y contras de este epílogo pasan por su aporte al legado, la oportunidad de volver a ver a personajes de la franquicia y darle un cierre correcto a la saga. La nostalgia de los planos, caracterización de su elenco y el clima de sus escenas es el capital que valida su concreción. Correcta, ni magnifica ni urgente.

«El Camino» es un buen cierre de personaje para el coprotagonista de una serie icono de la televisión. Una recompensa, un chiche hecho con esmero y cariño que será bien saboreado por sus seguidores.

Recomendación: Interesante. Apela a la nostalgia de una serie leyenda con toques propios de su adn.

🙂⚗🚗

[CINÉFILO PROMEDIO] «El último hombre en la Luna»

Interesante pero no tanto

No lo ocultaré, esperaba más de este documental muy personalista en torno a la figura de Eugene Cernan, que como imaginarán es el centro de esta cinta de hora y media que muy elocuentemente lo alza como «El último hombre en la Luna» (2014).

Nos es posible apreciarla en gran parte por la acción y distribución de Netflix, que usando como trampolín el aniversario de una fecha emblemática para la carrera espacial y la llegada del hombre a su satélite natural, nos da una historia desconocida para complementar todo lo ya sabido. La mención a la plataforma digital es porque de seguro sin esa vitrina no nos hubiera llamado mucho la atención verla, no por el título en sí sino por su desarrollo el cual es poco interesante para lo que realmente queremos ver: algo de épica espacial.

Y no es que «El último hombre en la Luna» no la tenga, de hecho tiene momentos muy dramáticos, con lágrimas en pantalla, pero el ego trivial de su protagonista o mejor dicho, la forma en que los realizadores -Mark Craig con guión del propio Cernan (…)- abordan las tremendas miserias y sacrificios de los primeros astronautas del proyecto Apolo son casi anecdóticas para el énfasis que realmente debieron tener.

En síntesis, gusto a poco. Medianamente interesante de ver pero salvo el dato puntual de cómo terminó (por ahora) la incursión de la humanidad a la Luna, no aporta mucho, ni desde lo emotivo o histórico, es más bien una biografía donde se nota mucho la injerencia del involucrado y sus mañas.

dado 3Recomendación: Apenas regular. Aporta poco en muchos planos para lo que debía ser.

😕🚀🌖🇺🇸

 

[CINÉFILO PROMEDIO] «Bobby Robson: Más que un director técnico»

Tributo a Sir Bobby, el noble

Al ver el ránking que en 2019 hizo France Football con los mejores 50 técnicos de la historia del balompié, Bobby Robson queda en el sitial 39. Mezquino si se considera que lo de lo del inglés fue hacer escuela no solo en cancha sino como estilo de vida.

«Bobby Robson: Más que un director técnico» (2018) se masifica al mundo y a las nuevas generaciones por medio de Netflix y aunque este tipo de documentales de guante blanco suele ensalzar al objeto de estudio a un punto de cuasi beatificación, en esta pasada el tributo para quienes ostentan «algo» de conocimiento de fútbol, es merecido.

No se trata solo de resultados, de legados coperos. Sir Bobby Robson dejó huellas, algo que cuesta por estos días y no solo en el fútbol. Algunas prácticas -llamadas pícaras-que son parte de lo cotidiano le pasaron la cuenta y en eso, su estilo de caballero se refleja correctamente en esta biografía.

Del mismo modo las líneas temporales que aborda -con su paso en Barcelona como uno de los trances que marca su carrera, pero sobretodo, su carácter- son arriesgadas pero le funcionan a lo que pretende dejar como lección este film. Hora tres cuartos de una biopic amable, gentil, algo que en el fútbol no abunda.

Mención a los referentes que recuerdan su conexión con Bobby Robson en escena y el material que rescata este trabajo. Digno, merecido y necesario para un buen tipo que mereció más del fútbol.

Recomendación: Bueno. Bien realizado, de guante blanco. Un bello homenaje.

⚽️🇬🇧👴🎩

[CINÉFILO PROMEDIO] «Triple frontera»

La ambición rompe el saco

Cuando aparecen los nombres del elenco o el crédito de Kathryn Bigelow en producción, las expectativas no pueden sino subir para ver «Triple frontera» (2019) en Netflix, sin embargo eso a la larga le juega en contra para lo que finalmente obtenemos y las pupilas dilatadas aparecen solo a ratos.

En honor a la sinceridad y siempre en el subjetivo campo de los gustos, «TF» tiene momentos donde nos logra atrapar y aunque no hace esfuerzos por disimula lo básico de su trama, con las architocadas fórmulas de acción y pandillas de mercenarios, efectivamente tiene algo de atractivo sencillo. Es como cuando Harrison Ford trata de salvar a Willem Dafoe en la selva de «Peligro inminente» (1994). Recuerdan eso? bueno, esto es similar en cuanto a momentos de interés pero ahora olvídense de la trama, porque ese era incluso un thriller político y este… bueno, este no, pero en su defensa tampoco pretende ser nada más.

Lo negativo del asunto no es solo que a la hora de la conclusión nos deje la típica mueca del «Ok, eso es todo?», sino que deja una flecha de unidireccionalidad que cuando llega el final y no nos satisface, entonces el resto de los elementos que complementaba la película queda a la deriva junto a lo poco que se nos entregó para acompañar ese afán.

El móvil de la cinta que se nos vende insistentemente y que no acaba de convencernos se hace insuficiente y alguien debió notarlo. Mención a la arista del personaje de Ben Affleck, quizás lo más desaprovechado, el resto casi comparsa.

«Triple frontera» puede mantener entretenido y relativamente intrigado los primeros dos o tres cuartos, luego baja y el desenlace termina dando la razón de que alguien debió decir: «Oigan, esto no es suficiente predicamento para justificar la cinta». No lo hicieron claramente.  Con esa irregularidad, algunos flancos desaprovechados y la peculiaridad de los antagonismos (…) no se puede sino evaluarla con las mismas medias tintas que esperábamos que no tuviera.

Recomendación: Regular. Decepciona bastante, quizás sin las expectativas puede entretener medianamente.

🙄💵🔫

 

[CINÉFILO PROMEDIO] «Jani Dueñas: Grandes fracasos de ayer y hoy»

Atreverse o no

Sin duda la figura como comediante de la chilena Jani Dueñas tiene un antes y después de febrero de 2019. Esto por su desafortunado paso por el Festival de Viña. Sin embargo su previa el año anterior tuvo un muy buen reconocimiento a nivel internacional, siendo destacada por la Revista Time como una de las diez presentaciones de comedia del año precisamente por este especial en Netflix.

«Jani Dueñas: Grandes fracasos de ayer y hoy» (2018) pese a los chilenismos y humor local tiene adeptos de modo internacional. Todo el lobby medial para su carrera que la llevó a Viña nace en esta rutina de la plataforma web, sin embargo su «calidad» como show es más bien irregular o discutible.

El formato de su stand-up en específico no cabe duda que rinde mucho más en el escenario de esta presentación el Teatro Huemul; a otro ritmo, con un entorno controlado y por supuesto solo para adultos ya que tiene contenido bastante explícito, divertido pero subido de tono. En este sentido los chilenismos le quitan roce internacional pero al parecer su relato y el lenguaje corporal de Dueñas ayuda a la comprensión amplía de sus referencias.

El espectáculo en sí tiene idas y vueltas, un par de momentos que tienen gracia innegable pero prima la irregularidad. Esto no significa que las historias que Jani Dueñas cuenta sean aburridas, por el contrario, es un show relativamente entretenido, digerible pero la risa es un bien escaso. Quizás por género a los hombres les llegue menos y a las chicas sin duda las interpretará más, pero diera la impresión que algunos de los pergaminos que ostenta aparezcan por la novedad más que por una rutina de comedia de calidad.

La búsqueda del humor es un tesoro anhelado por estos días en los medios y alcanzar la risa o más escaso aún, la carcajada, parece un objetivo esquivo e impredecible. «Grandes fracasos de ayer y hoy» da mediana entretención y abre flancos de discusión entre quienes ven esta hora y cuarto de anécdotas. La existencia de ese debate, sin consenso, es el reflejo de la división que deja como saldo en los semblantes de quienes se aventuran a ver este espacio.

Recomendación: Regular. Una apuesta arriesgada. Para mayores.

🙍🏻🤔🎙

 

[CINÉFILO PROMEDIO] «Roma»

Pureza en escena

Con los sentimientos propios de un núcleo familiar pero también con la pureza de su protagonista y la de los niños que la acompañan, «Roma» (2018) ha sabido posicionarse como una de las grandes cintas de calidad del 2018.

Es un hecho que será mejor apreciada por unos públicos que por otros, ya que así como tiene tramos de cierta «aparente» horizontalidad, sin más que la cotidianidad misma lo que pudiera restar interés, posee momentos de un tremendo impacto emocional y visual.  Son esos verdaderos golpes cargados de profundo sentimentalismo los que terminan por inclinar la balanza a su favor en la evaluación por ejemplo por las reflexiones que provoca.

Nada es casualidad en la forma de realizar «Roma», partiendo por el tono monocromático de blanco y negro. Alfonso Cuarón y su forma, a ratos explícita y en otras más disimulada, de exponer ciertos elementos es un factor relevante en esta película que no es para nada corta; Dos horas 10 minutos con varios detalles a descubrir y un par de instantes de catarsis que puede que ni siquiera veas venir. Pareciera que tiene menos diálogos de los que realmente posee y ello va por lo potente visualmente que es, viéndose como una propuesta pausada, bella y una propuesta desde lo cotidiano, con lo puro y lo brutal que implica.

«Roma» explora muchos campos al margen del contexto mexicano de los años 70. Es cierto que tiene nada de humor y el drama con la tragedia le pasan por arriba, pero si miran bien, podrán notar la mencionada belleza en los instantes que en otras películas o en tu día a día, probablemente dejas pasar.

Como extra, dentro de la película hay varios «easter eggs» o auto homenajes que no dejan de ser llamativos a propósito de una de las galardonadas cintas anteriores del director.

Recomendación: Excelente. Bella, pura, profunda y cotidiana. 

👧🏾🇲🇽🌟

 

[CINÉFILO PROMEDIO] «Bird Box»

Insatisfacción

¿Se acuerdan de «The Happening» (2008) de la mano de Shyamalan con un inicio interesante pero un desarrollo irregular y una resolución olvidable? No es extraño que algunos asocien esa historia con varias directrices de fondo de esta aventura con un drama apocalíptico que juega con una de las caras poco exploradas de la oscuridad: la incertidumbre a lo desconocido, lo que está ahí, a pleno día, lo sienten, pero no pueden ver.

A diferencia de otros fenómenos recientes que han sido comentados más por el boca a boca como «Get out» (2017), quizás la crítica no rinda la misma pleitesía a «Bird Box» (2018) con Sandra Bullock acaparando las miradas (…). En la primera el factor independiente y lo inesperado del buen resultado para lo pocos recursos involucrados jugó a favor incluso sobrevalorando una cinta entretenida, con buenos juegos y matices pero que en rigor, esta odisea a ciegas liderada por Netflix tampoco sigue tan de lejos.

«Bird Box» no es ni una magnífica ni una mala película. De seguro las páginas originales de la novela en la cual se basa definitivamente lograron más jugando con la imaginación del lector. Un nuevo eco del «efecto cine» que suele depreciar los relatos de este tipo. El largometraje es interesante, tenso pero a veces se encasilla en ese trance y se vuelve tedioso.

No es lo ideal, pero aunque sabemos que el maíz poco a poco se irá desgranando (…) o en otra metáfora, que el ramo de rosas no terminará con todos sus pétalos, acá no hay guiños de humor para respirar una brisa fresca dentro del argumento (como el que generó un momento recordable en «The Happening»), siendo esta una película que de por sí ya habla de encierro y por otra parte, tampoco la tensión te empuja al borde del asiento. Es decir, puedes pasar un buen rato con el ceño fruncido viéndola o sentirte tan ajeno como la protagonista a los momentos emotivos que aunque abundan, no golpean.

«Bird Box» o «A ciegas» es interesante, pero no tanto. Raya más bien en lo regular. Tiene un estilo que invita a la curiosidad desde el arranque, que motiva verla y de inmediato remonta al afiche de las vendas en los ojos. Es su sello pero curiosamente, ver más allá, es atribuirle una calidad que no tiene pero al menos hay méritos por generar expectación y fomentar la experimentación del espectador. Ps: Mención al excesivo maquillaje de la Bullock.

Recomendación: Regular. Si lo esencial es invisible a los ojos, aquí habría que seguir buscando.

😨 🌬 💨

[CINÉFILO PROMEDIO] «Soltera codiciada»

El amor después del amor

Válida absolutamente. Femenina, rica en clichés y por sobretodo con picardía latina, «Soltera codiciada» (2018) es una interesante opción más cercana que las clásicas comedias livianas anglo, menos idealizada y con más identificación idiomática.

Es una historia simple. Ya hemos visto en Colombia, México, Chile -con acento en las élites- y Argentina -más pícaras-, comedias románticas con arraigo local, adaptadas u originales y su éxito relativo viene de su calidad misma así como de la propia necesidad generar o de tener pausas entre carteleras de habla inglesa, con anécdotas, palabrotas, paisajes o perfiles que son más propios latinos. Porque las parejas del otro lado del mundo no tienen nada que ver con los problemas cotidianos de esta América hispana.

«Soltera codiciada» no es una obra maestra, pero es fresca, chispeante y con pasajes graciosos donde tiene personajes como el de Jely Reategui que aportan más de lo esperado. Cae como sus paralelas en otros países en vicios de «placement» (posicionamiento de marca para gestionar / financiar la producción) pero es menos elitista que Chile por ejemplo, no tiene el roce con el mundo gringo de los mexicanos aunque se extrañan sus graciosos modismos, siendo un buen plato para degustar al paso.

Para los varones el atractivo es diametralmente menor pero aún así Netflix la incluyó por algo en su catálogo y una noche cualquiera puede mantener chispeante a tu pareja, algo que nunca está de más en medio del trajín diario. Después de todo, ¿por qué no?

Recomendación: Regular a interesante. Es entretenida dentro de su estilo, con mucha progesterona.

👠😏