#SomosÑoñosNoPesados Reacción al trailer de SpiderMan 3 *No way Home* (de noche shhhh!)

Mientras todos duermen en casa, nos escabullimos para dar una mirada como corresponde al trailer de cine más esperado del mundo pop en 2021, el regreso del hombre araña a la gran pantalla en medio de la avalancha de rumores sobre su contenido y una bullada filtración en la previa…

¿Wong donde va? Queda claro que lo veremos en Shang-Chi. ¿A ustedes también les pareció raro el comportamiento del Doc Strange? ¿Qué versiones de los seis siniestros que se insinuaron finalmente veremos? ¿Le arreglarán un poco el CGI a don Otto Octavius? ¿Dejará Peter de depender del traje y tendremos una mejor versión del héroe, menos infantilizado? Insisto, solo espero que Jon Watts no lo arruine de nuevo.

¿Era lo que esperábamos? Una cosa es cierta, revela más de lo que me imaginaba…

#SpiderMan #Spiderman3 #MCU

[CINÉFILO PROMEDIO] «El sorprendente hombre araña 2: La amenaza de Electro»

Maraña de telarañas.

Maraña de telarañas.

Si ya la primera parte nos resultó ajena y extraña concretando el riesgo evidente de reversionar una saga aún vigente en la memoria del público, «El sorprendente hombre araña 2: La amenaza de Electro» (2014) no hace mucho más por el súper héroe que su anterior capítulo.

Andrew Garfield da vida a un icono de las historietas absolutamente diferente de lo habitual y si bien aquello tiene méritos, en general, quiérase o no, lo distinto suele ser rechazado o mal visto, más aún cuando las secuencias de acción se parecen cada vez más a las intros de juegos de consola con carencia absoluta del factor humano en ellas.

Hoy las producciones de este tipo ni siquiera utilizan los tradicionales elásticos, sujetadores o se gastan con trucos más amables con la visión del espectador, sino que derechamente digitalizan todo, lo cual se enfatiza en esta cinta que debe cargar con su referente más cercano a cargo de Sam Raimi a principios de los 2000 y que aún -y pese a todas sus carencias- sigue penando con la ausente figura algo más humana de Tobey Maguire y Kirsten Dunst como los ejes de una historia sosa pero también más recodada.

La reconversión de los personajes y de la historia misma de Peter Parker es al menos, complicada de comprender y poco creíble para la cultura popular, derivando en una suerte de adaptación demasiado libre de lo que conocemos. Garfield hubiera sido un buen héroe de historietas, pero con esta figura.

Marvel intenta remendar su pecado con Spider Man y aunque no ha perdido la fe de sobreponerse a la dupla Reimi-Maguire, debe admitir que al igual como pasó con Hulk, y a diferencia de Iron Man, Thor y Capitán América, al menos en esta ocasión, está perdiendo por paliza. Foxx, Giamatti se pierden y terminan pudiendo ser interpretados por cualquier otro.

Quizá una hermandad con los partners exitosos de «Avengers» pueda validar más a este nuevo héroe arácnido, pero aunque remonta en algo desde su antecesora, sigue al debe en convencer pese a su estilización moderna del elenco que la sitúa casi como film para adolescentes que para públicos más generales.

Tras más de cuatro horas acumuladas de este nuevo Spider Man, con más humor y más travieso pero a la vez menos humano y más infalible, el progreso es poco respecto a la irrupción de la nueva saga pero quizás de aquí a futuro terminemos resignándonos a creer que es lo que hay o lo que creen que merecemos.

dado 4Recomendación: De regular a aceptable. Algo extensa y dispersa pero interesante especialmente para públicos menos exigentes.

🙄