[CINÉFILO PROMEDIO] «Cruella»

Locura y genialidad

En la tónica de Disney de matizar a los antagonistas emblemáticos de algunos de sus clásicos, «Cruella» (2021) es indudablemente entretenida y se calza sin problemas el rótulo de cinta recomendable aunque quizás más disfrutable para mayores de unos 12 años.

Emma Stone y toda la historia construida en torno a una villana otrora unidimensional, consiguen sacudirse del estereotipo plano tan típico del siglo XX para dar modernidad con toda una nueva personalidad a la protagonista, profundidad a sus afanes y ambición a sus metas. Un logro equilibrado de estilo, novedad e incluso atrevimiento por la crudeza de ciertas apuestas de guión.

Es necesario hacer el punto por la forma en que la maquinaria Disney abre con amplitud la billetera para conformar una banda sonora de ensueño para lo que la película representa temporal y argumentalmente. Es por momentos abrumador escuchar sones que son hits de todos los tiempos casi como un actor más que complementa diferentes escenas.

No cabe duda que «Cruella» encanta, invita a una secuela para saber más de una villana que pasó de ser un simple clon monocromático de tantas otras historias de fantasía animada a encarnar una anti heroína empoderada y pícaramente encantadora.

Recomendación: Buena. Recomendable para prácticamente todos los públicos. Muy buen trabajo en calidad y atractivo para una cinta de estas características.

 

[CINÉFILO PROMEDIO] «La favorita»

Tacones cercanos

Para los que esperaban una clásica película de época con Emma Stone y Rachel Weisz con tono rosa, ostentosa y ceremonial, la bofetada ha de haber sido grande. Sórdida, peculiar y hasta peculiarmente bizarra, «La favorita» (2018) está lejos de ser una cinta convencional, descolocando a los espectadores tradicionalistas y con una propuesta desenfadada de esas que últimamente le fascinan a la Academia.

Acá está en la palestra un personaje histórico, un relato que en sus extremos de dos horas se torna incluso experimental pero tiene un núcleo fluido y potente. A diferencia de otros films que en medio tienen un valle, una depresión incluso somnolienta, «The favourite» posee lo mejor en su centro, con una Olivia Colman encargada de ser el Sol con Stone y Weisz como principales y potentes planetas cuyas órbitas son el meollo de la historia, de otra época pero donde el trasfondo se hace secundario aún siendo tan preponderante. Esto porque exhibe la truculencia que no siempre es lo esperado para quienes se malacostumbraron a los romances tradicionales de palacios y realeza.

A los fans de Jane Austin no les gustara así como tampoco a cinéfilos ocasionales habituados a poca experimentación en escena. Lo cierto es que hay ciertos matices más discutibles, quizás algo innecesarios, pero es parte de su propuesta. «La favorita» tiene buenos conflictos como capital principal, una novedad poderosa en su cuento y pese a tener supremacía femenina posee un atractivo innegable, elenco poderoso, ambientación y vestuario a la altura y un sonido tan perturbador como sus oscuros rincones en el set.

Recomendación: Muy interesante a buena. Tiene un poder oscuro no apto para todos.

👠👑🇬🇧🤔

 

[CINÉFILO PROMEDIO] «La La Land: Ciudad de sueños»

....

Un paseo por las nubes

Las sensaciones tras ver «La La Land: Ciudad de sueños» (2016) sin duda son dispares y en gran parte ello se debe al factor «premios», ya que sin tanto galardón rodeando a la cinta de Damien Chazelle, la percepción de muchos espectadores podría haber sido diferente.

No cabe duda que los públicos no comparten de igual forma el gusto por los musicales, y aunque esta propuesta no lo sea en concreto, sí es una mixtura no tan cuajada entre un drama y una comedia romántica con cuadros excelsos de arte musical en escena. Los puntos más altos quizás sean precisamente en esos momentos, cuando el musical se toma la pantalla y merced de la química entre la pareja principal, logra presentaciones destacadas.

«La La Land» es elegante, a ratos algo dispersa, pero las expectativas de la gente es un factor que le pesa bastante. Emma Stone hace rato viene dando batatazos en las grandes ligas y Ryan Gosling es de los mejores actores para formar duplas en Hollywood, con un comprobado don para la comedia. Todo eso ayuda, pero el film podría ser más cuestionado a la hora de sobrepasar el margen de «lo correcto» y ostentar con más propiedad cada premio que ha obtenido.

Verla es como una versión mejorada del jugueteo de comedia romántica extraviado de Woody Allen con una mezcla de musicales de otros tiempos, a ratos perfecto, en otros más abierto. A los entendidos de Hollywood les encantan los auto – homenajes en pantalla pero de ahí a que esta cinta sea un hito único en la carrera de Damien Chazelle, eso es más discutible. La sombra de «Whiplash» (2014) sin duda enfrentará a muchos. Pero tampoco hay que desmerecerla; la ingenuidad elegante de «La La Land» es un caramelo con momentos dulces, de fantasía, «soñados», pero que puede que no sirva para calmar el hambre que muchos posean al entrar a una sala a verla.

El paseo por la «Ciudad de sueños» es más que útil, es mágico si uno se deja llevar, pero asumámoslo, no a todos les gusta disfrutar del show y prefieren indagar en los trucos. «La La Land» es una invitación. Una buena invitación, con toques de fantasía pero que siendo honestos no tienen demasiada profundidad ni remece más allá del disfrute mencionado.

dado5Recomendación: Buena. Una película correcta, con cuadros musicales exquisitos pero como comedia romántica funciona de forma más dispersa y fútil.

☺️❤️🎵 🎶

[CINE PRÁCTICO] «Magia a la luz de la luna»

Luz tenue.

Luz tenue.

Hay ocasiones donde el nombre de Woody Allen relacionado a una película es sólo una mención más, impersonal, como si se hubiera hecho de factoría, sin sentimiento personal y la agudeza que fascina de los tiempos idos del realizador e irónico comediante.

«Magia a la luz de la luna» (2014) tiene buenos elementos sugerentes y entretenidos, pero está lejos de aparecer como una buena película. Salvo personajes interesantes, su luminosidad y picardía es tan tenue que en cualquier minuto se puede perder el deseo de seguir viéndola.

Parafraseando al contenido en cuestión, la cinta es algo predecible y pese a sus intentos, lo cierto es que deja más de una mueca al concluir y la insatisfacción es tan olvidable como el film mismo.

Bien ambientada con énfasis en lo musical y sin mucho movimiento en lo escenográfico, «Magia a la luz de la luna» es eminentemente romántica pero sin un factor extra que uno se queda esperando sin que llegue.

Colin Firth es sin duda lo mejor del film, su versatilidad y estabilidad para el rol que desempeña es elogiable y de Emma Stone -algunos peldaños más abajo- también intenta seguir el paso.

Es bueno no hacerse demasiadas expectativas, verla como para variar, pasar el rato una tarde cualquiera y ¿por qué no? olvidarse que tiene el cada vez más poco emocionante sello Allen.

dado3Regular. Muy tibia, algo lenta y predecible. Una comedia romántica tenue y liviana.

😕

[CINÉFILO PROMEDIO] «El sorprendente hombre araña 2: La amenaza de Electro»

Maraña de telarañas.

Maraña de telarañas.

Si ya la primera parte nos resultó ajena y extraña concretando el riesgo evidente de reversionar una saga aún vigente en la memoria del público, «El sorprendente hombre araña 2: La amenaza de Electro» (2014) no hace mucho más por el súper héroe que su anterior capítulo.

Andrew Garfield da vida a un icono de las historietas absolutamente diferente de lo habitual y si bien aquello tiene méritos, en general, quiérase o no, lo distinto suele ser rechazado o mal visto, más aún cuando las secuencias de acción se parecen cada vez más a las intros de juegos de consola con carencia absoluta del factor humano en ellas.

Hoy las producciones de este tipo ni siquiera utilizan los tradicionales elásticos, sujetadores o se gastan con trucos más amables con la visión del espectador, sino que derechamente digitalizan todo, lo cual se enfatiza en esta cinta que debe cargar con su referente más cercano a cargo de Sam Raimi a principios de los 2000 y que aún -y pese a todas sus carencias- sigue penando con la ausente figura algo más humana de Tobey Maguire y Kirsten Dunst como los ejes de una historia sosa pero también más recodada.

La reconversión de los personajes y de la historia misma de Peter Parker es al menos, complicada de comprender y poco creíble para la cultura popular, derivando en una suerte de adaptación demasiado libre de lo que conocemos. Garfield hubiera sido un buen héroe de historietas, pero con esta figura.

Marvel intenta remendar su pecado con Spider Man y aunque no ha perdido la fe de sobreponerse a la dupla Reimi-Maguire, debe admitir que al igual como pasó con Hulk, y a diferencia de Iron Man, Thor y Capitán América, al menos en esta ocasión, está perdiendo por paliza. Foxx, Giamatti se pierden y terminan pudiendo ser interpretados por cualquier otro.

Quizá una hermandad con los partners exitosos de «Avengers» pueda validar más a este nuevo héroe arácnido, pero aunque remonta en algo desde su antecesora, sigue al debe en convencer pese a su estilización moderna del elenco que la sitúa casi como film para adolescentes que para públicos más generales.

Tras más de cuatro horas acumuladas de este nuevo Spider Man, con más humor y más travieso pero a la vez menos humano y más infalible, el progreso es poco respecto a la irrupción de la nueva saga pero quizás de aquí a futuro terminemos resignándonos a creer que es lo que hay o lo que creen que merecemos.

dado 4Recomendación: De regular a aceptable. Algo extensa y dispersa pero interesante especialmente para públicos menos exigentes.

🙄