[CINÉFILO PROMEDIO] «La Liga de la Justicia de Zack Snyder» (2021) – (Zack Snyder’s Justice League)

Más que buena, mejor.

Cuatro horas en búsqueda de la redención del más clásico grupo de super héroes y patrocinados por el regreso del director Zack Snyder que parece haberse sacudido lo suficiente de una dolorosa tragedia personal y las irregulares evaluaciones de su anterior «Batman vs Superman» (2016) dentro de las historias del llamado DC Universe.

Esta reversión de la cinta de Joss Whedon «La Liga de la Justicia» (2017) es a todas luces mejor. Y es que los matices son evidentes; no es el resultado de un híbrido entre dos realizadores y de las exigencias cruzadas del Warner Bros. de la época, tiene una duración que permite desarrollar y profundizar mejor muchos aspectos de la historia y como suele ocurrir con Zack Snyder, tiene su sello por todas partes, para bien o para mal, algo que a la cinta anterior le pesaba porque no tenía identidad por ningún lado.

La opulencia y cuasi arrogancia de invertir cuatro horas en una película donde argumentalmente las directrices son las mismas pero la estética y la impronta del realizador mejoran el resultado, terminan convirtiendo el film predecesor en un sucedáneo. Es decir, no solo estamos ante una propuesta que aporta por sí misma si no que opaca con creces la primera versión y le da sentido a una, en otras circunstancias, incomprensible repetición a gran escala cinematográfica. A partir de este estreno de forma no escrita, la visión de Snyder de la Liga de la Justicia pasa a ser la definitiva e increíblemente la apuesta de Whedon de hace pocos años es como si nunca hubiera existido. Insólito para la historia del cine comercial.

Acá pasan cosas distintas, hay escenas y personajes que se suman y aportan para entender mejor la génesis del relato, sin embargo también hay contras; estamos ante un director que deja seguir, que explota las ralentizaciones y cae en varios clichés que ostenta como su firma pero no siempre son adecuados. Por otra parte aún con tantos minutos y material como para desarrollar una miniserie los antagonismos aunque tienen mejores matices siguen haciendo cosas «porque si» con secuaces olvidables que recuerdan los pecados de Marvel.

«La Liga de la Justicia de Zack Snyder» (2021) es «mejor» y quizás buena, siempre dentro del contexto de su público de nicho y aún siendo aparentemente excesiva como producto, resulta un lindo desafío para los fans de sus personajes. Reitero, se trata de una película que suma pero que en rigor puede seguir dejando muecas en el público general pues más bien, competía contra su propia sombra, en este caso el film que Snyder no pudo terminar la primera vez. Ahí vence, con holgura, mas como cinta general oscila entre lo aceptable y bueno. A la larga era lo que los fans pedían, nadie más.

Recomendación: Mejor. De nicho. No es para todos. Supera la versión de 2017 y aunque es excesiva en metraje en líneas generales aprovecha bien el dilatado tiempo.

[CINÉFILO PROMEDIO] [eXprimiendo la Web] Previa & Post «Joker» ft. Zongalo Belmar & Claudio D

En vivo por Facebook Live el viernes 4 octubre de 2019 en Cinemark Portal Ñuñoa, Santiago de Chile.

Nuevamente en modo #geekstraslosestrenos con Gonzalo y Claudio, llegamos a ver uno de los estrenos más esperados del año y que tras verla deja conclusiones muy marcadas. «Joker». Perturbadora, incómoda, densa. Esta cinta de origen de uno de los antagónicos más emblemáticos de DC Comics si bien saca un personaje de las viñetas no se trata de una película de super héroes.

Drama, una vara alta en el compromiso de todos los involucrados y guiños al cine de Scorsese que se anticipaban en los adelantos son parte del vox populi tras casi dos horas de un transitar complicado de digerir por la mente de un perturbado que a su alrededor tampoco cuenta con mucho para salir adelante. Recomendable, dura pero recomendable.

Reseña en este mismo blog.

Gracias por ver.

Cuenta Youtube.com/c/ChristianReyesCL

[CINÉFILO PROMEDIO] «Joker»

Oscura excelencia.

Elaborar unos simples párrafos en torno al «Joker» (2019) de Joaquin Phoenix y con el mando de Todd Phillips es un reto que anticipablemente se queda corto. Esta es una gran película, de hora y 55 minutos con restricción recomendable sub 15 y con una fuerte carga psicológica y dramática.

Aunque está basada en un personaje emblemático de los cómics no tiene que ver con super héroes. Eso al margen de referencias puntuales. De hecho como cinta, no posee grandes secuencias de acción y por mucho, dedica su tiempo a la profundidad dramática de un personaje por encima del factor vértigo. Es un trance tortuoso de un ser que trasunta al espectador, donde la trama juega con la tensión hacia lo explícito y los momentos donde se libera.

He de reconocer que Todd Phillips reivindica su manija directoril con maestría, planos largos, cambios bruscos y desarrolla un film cargado, pesado, espeso pero a la vez fuertemente social o político. En su adaptación libre del «Guasón», convoca a Robert de Niro -muy ad doc del tono Scorsese- elevándolo como en sus mejores tiempos y coge a un Joaquin Phoenix que es un deleite de ver -especialmente para los fans- en la ropa del bufón demente de Gotham. Su risa se te queda.

La fotografía, la paleta de colores, los simbolismos y homenajes, una musicalización punzante, el estilo general jugando entre Scorsese con la cultura vintage e incluso «El día de la Purga» funcionan muy bien. Por otra parte está el guión, al límite, con un par de sorpresas y todo contribuye a situar a «Joker» como una buena película, incluso abierta a distintas interpretaciones.

La sensación de incomodidad no es casual durante y luego de verla. Ver al público resoplar tras el crédito final es un reflejo de lo que provoca. Acá no hay chistes, sino dramas. No hay escena post créditos, solo el eco de algunos pasajes oscuros que se acaban de ver. Y si hubiera algún guiño algo más fresco, el tinte es negro.

Psicológica. Tortuosa. «Joker» no es una película fácil y bien podría calificar en ese nicho de «polémica», puesto que su perspectiva no es la habitual y eso puede generar resquemor. Nos deja un actor entregado al mil por ciento a representar a un perturbado precisamente desde su punto de vista. Una visión que no está en los cánones de lo que conocemos como correcto o moralmente aceptable. Y podría ser el Guasón u otro, ese rótulo es secundario para todo lo que se nos entrega y las reflexiones artístico – sociales que provoca. Hay que ver cómo madura esta cinta pero al menos en su irrupción consigue remecer y dejar un saldo de oscura excelencia.

Recomendación: Notable. Un cuento oscuro desde la peligrosa perspectiva de un perturbado, magistralmente interpretado.

🤡🃏⭐️🙌

 

[CINÉFILO PROMEDIO] [eXprimiendo la Web] ¡¡¡Semana de avances de Endgame!!! + Joker!

Vaya días que vivimos…! No solo hemos tenido que lidiar con las expectativas y el «Hype» a tope por la cercanía misma del estreno de «Avengers: Endgame» sino que mediante avances y spots nos han venido dando imágenes que -reales o no- abren todo un nuevo escenario de nuevas tramas y especulaciones.

El Capitán América al espacio, Nébula en el cuartel de los Avengers? y una cara de esas con marca registrada de Tony Stark que sin duda nos va a hacer extrañarlo cada vez más. Un diálogo y spot donde War Machine aparece con más protagonismo del que esperábamos y un Thanos más distante cediendo los focos. Como no estar ansiosos.

Por si fuera poco el maestro Joaquin Phoenix nos golpea de la mano de Todd Phillips con su versión «Scorsesiana» del siniestro bufón de Gotham en su génesis: Joker, con tintes de drama que es realmente imposible que nos dejen indiferentes. Un alcance, tiene menos de Guasón de lo que esperábamos pero más de cinta independiente por si sola.

Habrá que ver qué rumbo toman estos experimentos de moda sobre ahondar en el perfil de antagonistas emblemáticos de los comics sin exhibir a los héroes que les dieron origen público. Al menos en el apronte el director TP zafa de los prejuicios, lo concedo.

No lo alcancé a mencionar pero también vi SHAZAM! pero esa crítica está acá mismo más abajo en una entrada anterior. ¿Un concepto? No es tan buena como he visto que la están pintando, pero si es disfrutable. Infantil pero entretenida.

Ps. Habemus Funkos! by HOYTS CHILE de #CapitanaMarvel, los primeros…

[CINÉFILO PROMEDIO] «Shazam!»

shazam

«S» de… ¿Sobrevalorada?

DC Comics contraataca y baja notoriamente la edad de su público objetivo con «Shazam!» (2019), el «Capitan Marvel» original pero con un perfil notoriamente más infantil o que se percibe más explicitamente ridículo-divertido al pasar del cómic a la pantalla grande.

Claro, el film es muy familiar pero sin duda entregará entretención a los más chicos por sobre el interés de adolescentes y mayores. En parte esto puede darse porque si bien se trata de la misma persona de 14 años en un cuerpo adulto super poderoso, en el proceso de descubrir de qué se trata, resulta más simpático en la versión de Zachary Levi que en la de Asher Angel como Billy Batson. Es verdad que no se toma en serio pero tampoco nos entrega un humor muy elaborado. Recuerda innegablemente a la serie «The Greatest American Hero» (1981 – 83) por el tema del aprendizaje y ciertas bromas, pero elevarla a buena película es sobrevalorarla.

Las referencias a otras películas y a los personajes del Universo DC están a la orden del día, pero aunque se aceptan los guiños se hacen algo innecesarios, pero ahí están, no afectan en nada. Mencionar que en las revistas el héroe de capa blanca es todo lo opuesto a lo que representa Levi, puesto que la idea de mantener la mentalidad infantil fue bastante posterior a la creación del personaje. A los comic fans eso les hará ruido.

«Shazam!» es entretenida y eso es un mérito pero creo que es de aquellas que baja la media de lo que se puede considerar una buena película. Divertida y todo, es fresca pero no termina de convencer del todo. En el cine el entorno influye en el disfrute pero hay elementos que generan muecas -como el tono del villano de Mark Strong (uno tipo «Los increíbles» hubiera sido notable)- y otros que son un bálsamo de lo que el film necesita -como Jack Dylan Grazer y «Darla» que recuerda a «Agnes» de la saga «Mi villano favorito»-.

Al final es una cinta familiar, comedia con tintes de acción (no al revés como suele ser la tónica) y quizás los mejores momentos son donde precisamente se aprecia la importancia de familia, la sensibilidad, pero no se le sacó todo el provecho y el clímax es un poco disperso. Así es la irregularidad la que prima.

Recomendación: Regular a aceptable, con tendencia a ser sobrevalorada.

⚡️👊👦👧

 

[CINE PRÁCTICO] «Batman vs Superman: El Origen de la Justicia»

...

Engranajes aún sin aceitar

Uno de los hitos del cine hollywoodense que en 2016 debió cargar con una serie de comentarios, prejuicios, filtraciones y abuso de anticipos para atraer taquilla es «Batman vs Superman: El Origen de la Justicia» (2016), donde DC Comics apelando a sus emblemas busca convencer de que puede hacer el peso a Marvel en la pantalla grande, donde si no fuera por Christopher Nolan estarían perdidos.

Nolan figura entre los productores de la película pero es Zack Snyder quien timonea un buque con sobrepeso de caracteres, ya que el hijo de Kyptón y originario de Gótica hacen tambalear polarizadamente el film, y son figuras demasiado potentes e importantes como para que su interpretación en una cinta de este tipo deje conformes a todos.

Mencionada la premisa anterior donde lo subjetivo se vuelve en extremo volátil, la oscuridad del hombre murciélago contagia al resto del universo DC y eso tiñe de una atmósfera sombría a todas las historias de los propios personajes; siempre infelices, con traumas, en un mundo que no los reconoce y aquello es demasiado para el espectador, que salvo los fans de los comics, asisten a una sala de cine a entretenerse y deslumbrarse más que a ver dos horas y media de tipos con cara larga y con la mirada perdida de melancolía.

En lo práctico, «Batman vs Superman» -tras el hasta ahora agotador déja vú de las introducciones de héroes (hábilmente eludido por el director)- ofrece una primera mitad que casi abusa de la falta de ritmo. Cansina. Hay films que utilizan este recurso para luego dejar sin aliento. Este no es el caso. Posteriormente va al grano, pero tras un breve orgasmo apenas insinuado (y coherente) se lleva por delante todo el resto sin importar que encaje demasiado, al final de cuentas es como si la deuda estuviera saldada, y los intereses, la propina y lo demás no se pudiera reclamar.

No es que esta cumbre de héroes sea unánimemente mala, pero hace bastantes méritos para ello. Uno, por la falta de ritmo y picardía, una duración eterna, atmósfera poco atractiva (diera la impresión que retrocedimos al cine de super héroes 80 – 90), insinuación más que sustancia y un dejo de falta de profundidad con sentido. A favor, que se da ciertos gustos, que es un festín visual y que aprueba con el Batman maduro y prejuicioso de Affleck, la frescura de una modelo convertida en actriz  y algo de rigor del cómic. Al debe, la sonoridad (se esperaba más), villanos muy extraños de juzgar  y la apenas eficaz invitación a seguir la historia en sus posteriores secuelas.

dado3Recomendación: Débil a regular. Una tibia irrupción que hace extrañar a Bale-Nolan. Bipolar y algo agotadora.

🙍

[CINÉFILO PROMEDIO] «Capitán América: El primer vengador»

El gran regreso del Capitán.

El gran regreso del Capitán.

De alguna forma historicamente -al menos para el mundo hispano parlante- Marvel siempre estuvo detrás de DC Comics en cuanto a popularidad de personajes de historietas, pero en el escenario del cine, el nuevo milenio a reposicionado el orden de impacto medial y de taquilla por las aventuras de super héroes en una faceta que ha impresionado por todo lo que trae consigo un film exitoso.

«Capitán América: El primer vengador» (2011) es una cinta innegablemente entretenida pese a todos los contras ideológicos que pudieran aludirse. Resulta familiar, de aventuras a la antigua y pese a los efectos especiales, muy de cine en su casa. Todo un mérito considerando que se trata de al menos dos horas frente a la pantalla.

Sino una de sus contras pudiera ser la poca explicitud para ahondar en el antagonismo de turno, pero debe entenderse que las primeras partes de las sagas suelen basarse 85% en el protagonista y su evolución más que en el entorno que le rodea. Mención a la recreación de época.

El héroe de escudo, a la antigua, con moralidad incorruptible y valores a toda prueba es una verdadera cara opuesta del hiperventilado Tony Stark, y por ende, una fórmula a continuar con similar éxito manteniendo el decoro, ritmo y características que lo hacen diferente al resto.

Chris Evans aprueba en su paso desde «la antorcha humana» de «Los 4 fantásticos» (2005,07) al héroe estadounidense símbolo de la moral y las buenas costumbres. La elegante belleza clásica de Hayley Atwell encarnando un amor de otra época, con códigos diferentes es un toque bien logrado. Tommy Lee Jones y Stanley Tucci por su parte se hacen queribles a la primera aparición mientras Hugo Weaving, deja fluir ese histrionismo que tan bien le queda en el lado oscuro.

No se puede negar la inteligencia de la producción, los estudios, la dirección y todo el staff detrás de la cinta para darle este carácter tan bien logrado. Es una buena película, de esas para ver nuevamente apenas aparezca en pantalla y quedarse pegado.

dado5Buena. Muy inteligentemente diseñada y con sello propio. 😀