[PERSONAL] A diez años de los atentados en Oslo y Utøya (III)

Levantarse después del golpe

Al momento de mi tercer despacho radial en terreno sobre la tragedia en Noruega, la noticia ya había dado la vuelta al mundo, sin embargo algo que nunca dejó de llamarme la atención es que cuando las grandes potencias y aparatos de seguridad global comprobaron que el origen de las decenas de muertes era aparentemente la desquiciada idea de un ultra derechista solitario local, al parecer dejaron de prestarle atención, atribuyéndolo a una materia doméstica del país nórdico y no a una amenaza terrorista masiva pese a la muerte de 77 personas, la mayoría de ellos adolescentes.

En este capítulo el responsable ya tenía nombre y apellido, además de un cara y perfil psicológico:
Anders Behring Breivik de 32 años, fanático de los videojuegos de guerra, batallas militares simuladas y de odio racial hacia toda la cultura islámica, por lo cual la política de asilos y refugiados del país hace cerca de dos décadas acogiendo migrantes terminó por gatillar su locura.

En tanto, para todo un país de gente buena, con mi familia de origen chileno incluida, se mantenía como un hito difícil de olvidar.

 

[PERSONAL] A diez años de los atentados en Oslo y Utøya (II)

Intentando comprender lo incomprensible

¿Qué hacían ustedes a sus 14, 15 o a sus 17 años? La mayoría de las 69 víctimas de la matanza en Utøya eran adolescentes. Segundas y terceras generaciones de inmigrantes asesinados fríamente por un victimario que paralelamente detonó un poderoso explosivo en el centro de los edificios gubernamentales en Oslo. Poco a poco surgían nuevos y escalofriantes datos de ese viernes de terror.

Por el cambio horario mientras en Noruega conocíamos más de lo ocurrido sin dar fe a la insensatez de tales aberraciones, las horas mermaban mi poder para informar radialmente al otro lado del mundo lo que ocurría. No crean que fueron pocos los que me dijeron que aprovechara la chance (quizás debí hacerlo) y comentara todo ante un medio más connotado, sin embargo había atenuantes en juego como el compromiso con el medio que te dio la oportunidad cuando nadie te quería dar un empleo o el simple acto de estar en una visita familiar que no podía tornarse en frenéticas jornadas de trabajo reporteril en un país diferente, con un idioma que no recordaba y sin los recursos para ser tan dependiente de la ayuda de quienes viniste a ver.

Si bien ya venía haciendo reportes para la radio -al menos unos nueve antes de ocurridos estos atentados- el viaje en sí dentro un país armonioso como Noruega, a partir de estos hechos tuvo un tinte más sombrío. Gente con pesar dondequiera que se mirara y el tema presente en cada movimiento de cabeza gacha con los brazos cruzados.

Este es el segundo reporte, horas después de ese primer y atolondrado despacho para Radio Portales de Santiago, con más antecedentes y claridad de lo sucedido.

[PERSONAL] A diez años de los atentados en Oslo y Utøya (I)

Un día como hoy hace diez años.

Se me enredaban las palabras por el teléfono y don Felipe en los radiocontroles intentaba enhebrar un relato para que se escuchara algo más coherente en un despacho de prensa. Un estruendo sonó fuerte en Oslo a media tarde del viernes 22 de julio de 2011, justo cuando me aprestaba a ir de pesca con mi hermano desde Sandefjord en casa de mi hermana allá mismo en esos parajes. La noticia dejó en shock a una sociedad tan pacífica y tranquila como la nórdica prendiendo rápido en informativos locales y como no podía ser de otra forma, me hice eco y con lo que tenía contacté a la radio dada mi cercanía con lo ocurrido.

Mientras el bolso de viaje esperaba a medio armar y mi familia estaba evidentemente angustiada pegada al televisor, se hablaba de un auto bomba explosionando afuera de uno de los principales edificios del gobierno. Sí, así de confiados eran por esos años que se podía aparcar sin ningún miramiento junto a una sede oficial. Pero eso no era todo, comenzaron los rumores de un tiroteo simultáneo en Utøya, una zona lacustre tan increíblemente apacible como inaccesible, algo muy de este país.

La humareda desde el centro de la capital noruega era visible desde distintos puntos y a medida que transcurrieron las horas las confirmaciones se fueron haciendo lamentablemente más trágicas, tanto para lo ocurrido en el centro como en aquel lago apartado de todo.

Este es el atolondrado relato de esos momentos en 2011 cuando el mundo escuchó la palabra «atentado» y volcó su atención a un país desacostumbrado a esos actos violentos y sin sentido. Lo que vino después en el siguiente texto.

[Archivos Secretos ‘B’] «El regreso de Julito»

Que día. Parece una mala broma, tanto que muchos no lo creyeron tras escucharlo. Julio Videla se une a la lista de fallecimientos que enluta los micrófonos nacionales.

Chispa, gracia y por que no, algo de picardía sobre todo en sus años de gloria, en tiempos de un Chile con más ganas de confiar, de crear vínculos con figuras con calor humano como él, de trato cercano y conocedor del cariño que generaba a su alrededor. Regalón de las dueñas de casa. Príncipe de la mañana radial.

Se extraña ese tipo de comunicador hoy donde la vorágine fomenta la tontera barata. Se nos va el mismo día que uno de sus amigos, Pato Villanueva. Solo queda recordarlos con cariño y enviar fuerza a sus cercanos que como todos los que lo conocimos deben estar devastados con esta noticia.

Como titulan los medios, partió un icono. Lo mínimo es recordarlo con el cariño que cultivó en varias generaciones de audiencias radiales y televisivas.

[ARCHIVOS «B»] 

Como la oportunidad lo amerita y pese a que la calidad de mi cámara por allá por 2010 era bastante limitada, en una de sus visitas a Radio Portales de Santiago, en Junio, Julio Videla compartió una mañana con otros dos grandes del micrófono con quienes tenía un vínculo de años: Carlos Bencini y Patricio Esquivel.

La grabación de arriba, aunque sea con módicos tres minutos refleja ese clima «querendón» que marcó su presencia en todos los medios donde trabajó o simplemente cuando se dejó caer para ver a sus amigos.

Era de alguna forma el «regreso de Julito», porque su figura había marcado época en la Portales, tal como luego lo hizo en otras emisoras. Además de bromas de ida y vuelta en Fanor Velasco 11, generó de inmediato un ambiente distendido y se sacó fotos con todos los que pasábamos por el locutorio central, por noticias, otros programas en pauta o mera curiosidad. En el día de su partida, como no revisitar esos momentos donde su estampa de Rockstar irrumpía la monotonía del cotidiano pero lejos de elevarse era el primero en estirar la mano para saludar y regalar una sonrisa. Un grande.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

[Archivos Secretos ‘B’] «El cumple de Pato Frez»

fotograma rpCorría el caluroso diciembre del año 2010 (o sería 2009?) y aunque en la radioemisora de Fanor Velasco #11 habían ciertas incertidumbres sobre el futuro, no había sido un mal año en medio de la transición de administraciones de Radio Portales de Santiago, desde Chaparro – Ocaranza hacia Ahumada Medios; varios espacios nuevos, la característica energía de sus esmerados trabajadores, nuevas voces y colaboraciones, una inyección de recursos y varias buenas intenciones.

Fue así que en el «Portaleando la tarde», Patricio Frez recibió una improvisada y grata sorpresa que no tenía nada que ver con formalidades o algo desde arriba. Simplemente era una muestra de afecto de sus compañeros para esa voz tan emblemática que posteriormente tendría tantos ires y venires en la emisora de la «P». Un cumpleaños n° 55 entre amigos con la complicidad del auditor. Radio de la buena, entretenida para ambos lados del micrófono.

Con Víctor Rodríguez en los controles, Carlos Bencini y Gerardo Jorquera llevando la batuta festiva, Oscar Marín y Edison Riquelme le armaron todo un jolgorio a la ex voz del «Buenos día a todos», que este agradeció sentidamente.

En ese momento, sin todos los medios técnicos posibles, testimonié unos pocos segundos de aquella memorable tarde en el sofocante locutorio del segundo piso, que hoy nos llevan a recordar con cariño esos pasajes.

Comparto con ustedes el breve pero querible registro.

Hérnan Mella Martínez, descansa en paz

Trabajó con los mejores y no fue casualidad. Hernán Mella Martínez, periodista que apenas se empinaba sobre los 30 años parecía que tenía bastante más edad de la que realmente poseía pero la razón no se debía a su apariencia, sino que a su manejo en el mundo de las comunicaciones, su sobriedad e incuestionable don frente al micrófono bajo cualquier circunstancia.

Tenía sus mañas, su carácter ¿quién no?. Nos tocó compartir mayormente en Radio Portales de Santiago, ahí anduvo por prensa, programas, espacios que él mismo se gestionaba porque probablemente ese era uno de sus valores que lo distinguían entre el resto, la capacidad de crear, de abrir espacios para comunicar.

Por eso pese a estar en las mejores señales de radio y televisión, nunca dejó de capacitar a quienes querían ingresar a este mundo pero sobretodo, Hernán se esforzó en hacer ver a distintas comunidades la oportunidad que significaba crear medios de comunicación que les permitieran difundir sus intereses e interactuar con nuevas audiencias.

Así fundó medios comunitarios, fue activo dirigente y promotor, distinguido por su labor y en el sistema formal salía en pantalla por TVN, Canal 13 o Chilevisión entre otros, y fue escuchado por Colo Colo, Portales, Biobío, Positiva, Cooperativa y otras tantas.

Un cáncer al pulmón nos quita a este joven periodista y locutor de 32 años. Dio lucha, de eso no hay duda, pero la sensación de injusticia e inconformismo nos sigue penando y no hallamos a quién reclamar.

En lo personal, siento mucha pena. Espero haber sido deferente y un buen tipo contigo, creo que así fue. Alguna anécdota podemos compartir al menos pero lo principal es que fui testigo de la entrega de un gran profesional que nos dejó temprano y deja un vacío difícil de llenar pero que es de esperar otros puedan continuar en la misma senda.

Abrazo Hernán, descansa en paz…

El pase de diapositivas requiere JavaScript.


[ARCHIVOS SECRETOS ‘B’] El día que Margot Loyola pidió el Premio Nacional de Artes para Vicente Bianchi

IMG_1302Fue con motivo de la celebración del Día del Trabajador Radial 2012 en Malloco cuando la folclorista e investigadora popular pidió un debido reconocimiento para su par Vicente Bianchi, nominado sin éxito 16 veces para el Premio Nacional de Arte mención Música. Galardón que inexplicablemente le sigue siendo esquivo.

Ambos en una mesa y en medio de infinitas muestras de admiración, mutuas además entre ambos, Margot Loyola dedicó sentidas palabras a su amigo folclorista, con brindis incluido.

Él posteriormente dijo: «El premio no es el pago de Chile», y aún así con la partida de Margot (quien en el remate de esta entrevista de 2013 reiteró la petición) nos sigue penando la falta de reconocimiento al folclor nacional por sobre, por ejemplo, la música docta europea.

[ARCHIVOS SECRETOS ‘B’] «Viven»: La proeza de «los 33»

los 33En medio de la contingencia por el estreno de la película de «Los 33», también ha vuelto a la palestra la incertidumbre y odisea que significó el emblemático rescate de los mineros en medio de la profundidad del desierto atacameño.

Así estábamos hace cinco años en Fanor Velasco #11 cuando se confirmó la noticia del hallazgo y de inmediato, aún siendo fin de semana -según recuerdo- aplicamos junto al clan una edición especial de «La Revista de Portales», de la cual el baluarte Andrés Huerta mantiene este registro que compartimos con ustedes.

Radio a pulso no más…

[ARCHIVOS SECRETOS ‘B’] «Don Moncho» y la mañana de antaño

monchoHace unos cinco años en Fanor Velasco, el legendario conductor radial Ramón «Moncho» Silva, ex Clan 91, conducía el matinal radial del 1180 AM y para entretener a las dueñas de casa apelaba a todos los trucos de antaño, entre sonajas, risas grabadas y un estilo por muchos desdeñado pero que hoy somos varios los que echamos de menos.

Además de enganchar a las 11 horas con Claudio Gómez desde Radio «P» de Valparaíso y amenizar la mañana en conjunto, incluso a veces abusando de la picardía, Don «Moncho» representa una escuela radial que ya no se ve y que huele a nostalgia por todos lados.

Recuerdo que con cariño me decía «Cicleto», en referencia a que yo llegaba en bicicleta a la radio y había un personaje de comics de antaño que se llamaba así por su afición al ciclismo.

Otro día no dudó en ir a comprarme personalmente una mochila -y eso que caminaba con bastón- porque notó que la mía ya daba claras muestras de estar necesitada de un recambio.

En este primer video inédito, creo que Sergio Oyarzún o Víctor Rodríguez está en los controles y el querido «Moncho» Silva en la particular conducción matinal, la mañana del 14 de julio de 2009.

moncho 2

Acá otro leyendo un boletín informativo, con aparición de Mario Solis Cid y Pato Flores en los controles.

moncho 3

Vaya el saludo para el gran «Moncho» Silva, un abrazo a la distancia míster…

[Archivos Secretos ‘B’] Mis 10 juegos favoritos de fútbol de todos los tiempos

Tal como lo hice con los otros géneros, el de deportes y fútbol en específico merecen un listado aparte. Nunca fui muy bueno pero en este tipo de videojuegos era fácil enviciarse.

Los MAME, PC, consolas, todo sirve mientras ruede una pelota de por medio. Recuerdo unos francamente impresentables, pero igual  uno se atrevía a probar suerte con tal de llegar al gol.

Sin orden pero estableciendo cuáles son mis favoritos, estos son mis TOP 10 de videojuegos de fútbol y algunos de los momentos que me evocan.

tehkan_world_cup_1*Tehkan World Cup. Lo mejor de lo mejor. Un vertiginoso camino de 7 partidos para alcanzar la gloria, con diseños dinámicos y la gráfica de la copa del mundo Fifa original. Se lanzó en la previa de México 86 y su estética, vista cenital junto a los sonidos característicos son inolvidables. Era de los que juntaba gente en sus entornos por la tensión de los partidos y su rapidez. En los locales se ponía una configuración generalmente difícil con 1 minuto de tiempo, pero lo cierto es que también permitía jugar dos players, con tiempo a definir y podía encontrarse tanto en formato mesa como vertical individual. Inolvidable variedad de goles con los cuales probar suerte y algunas jugadas que incluso hoy, son leyenda.

.

euroleague*Euroleague. Derivación del World Cup de Tecmo de 1990, cuando la UEFA Champions League no tenía todo el marketing apoteósico que posee hoy. Tenía aproximadamente 12 o 14 equipos entre los que estaban Real Madrid, Atlético, Inter, Milan, PSV y otros, pero se usaban sólo sus siglas. Los goles de rebotes, de centro, cruzado y la agilidad con que el arquero se arrojaba a los pies de los delanteros son característicos de este juego. En mis días de liceo por allá en 1994, 1995, aún estaba vigente y lo único que añorábamos era obtener esa copa que tras la victoria final, caía del cielo mientas los jugadores revoloteaban a su alrededor. Disponible en Mame.

.

super-soccer*Super Soccer. Desde la consola de Super Nintendo el juego más básico con el cual generalmente venía de regalo. Fue en la casa del chico Esteban en plenos años 90’s cuando pese a lo precario de sus gráficas me dejé encantar por el afán de revancha y avanzar lo más posible en esos partidos con la cámara más extraña que haya visto en un partido. De alguna manera era evidente que los juegos de fútbol debían mejorar pero pese a todo, algo de magia tenía. Para muchos fue el primer juego de fútbol que tuvieron en su vida.

.

International_Superstar_Soccer_Deluxe_1*International SuperStar Soccer De Luxe. Uno de los más entretenidos, importantes y recordados juegos de fútbol de todos los tiempos. Recuerdo que jugaba con Noruega e incluso en el liceo, los fines de semanas nos juntábamos a hacer campeonatos en la casa de un amigo. ISS de luxe de Konami es el antecesor natural del PES, con una variable de equipos considerable y guiños interesantes a figuras de la realidad; Capitale (ARG) era Batistuta, Murillo (COL) era Valderrama, Carboni y Galfano (ITA) eran Ravanelli y Baggio, solo por nombrar algunos. Lluvia, nieve, un perro arbitrando, los kilométricos password, la infinita serie mundial, el sprint, la barrida, etc, son muchos los inolvidables de este juego de Super Nintendo 95.

.

Capcom's Soccer Shootout*Capcom Soccer Shootout. De 1994. En Puente Alto era el inevitable panorama en la casa del Memo. Tanto los partidos como las tandas de penales eran de culto. Habían modos de estrellas y también indoor, tipo futsal donde las paredes jugaban. Se podía practicar en entrenamientos pero a la hora de los penales (bueno para definir apuestas u otros) podía pasar cualquier cosa. Habían 12 equipos y se podía jugar 3, 5 o 10 minutos. Caligari, el italiano era el fetiche de varios por su buen manejo de la redonda. Vale la pena consignarlo. Sigue leyendo