{#FotologStyle} Una previa inolvidable

Aunque el gol más impresionante de la historia de los mundiales sea su legado más resonante al momento del adiós, entre las toneladas de goles y gambetas del Pibe de Oro registradas por el mundo en canchas de todo tipo y ante equipos de toda clase, hay un clip de una tarde de abril del 89 que aún sin ser de un partido en tiempo reglamentario siempre nos hará sonreír y querer un poco más este deporte.

Hay pocas cosas más puras en el fútbol que un calentamiento antes de desplegar la magia en una cancha. Con esa mezcla de ansiedad, concentración, ganas y nerviosismo. Ahí en Munich ante el gigante Bayern, el “pelusa” y su pandilla afrontaban la vuelta de la semifinal de la Copa UEFA. En el San Paolo venían de ganar 2×0 con goles de Careca, crack brasileño socio del Diego en la empresa del gol y el mágico Carnevale. Ambas asistencias del “10” pese a ser alineado por sorpresa y jugar “infiltrado” entre el duro trato de la defensa de la Juve en la ronda anterior y un desgarro que le impedía correr normalmente.

En el coloso alemán testigo de múltiples cotejos históricos, con mundiales de por medio, la previa para que los planteles se soltaran fue al ritmo de Opus con “Live is life”. Los mismos músicos austriacos que tres años antes habían venido a Viña del Mar con esa canción como caballito de batalla, una de las más coreables y contagiosas que se tenga recuerdo por al menos un par de generaciones.

Maradona hizo lo que hace siempre, vivió esa previa con la pasión del partido mismo. Malabarismos, canto, relajo, actitud. Una vez le preguntaron por qué salía con los botines desatados. “Si los ato los fotógrafos no vienen” dijo. “Me los desataba y cuando me ponía a atarlos venían todos”. Esa era su pose favorita y hay cientos de fotos que reflejan ese instante antes de jugar los partidos.

Otra vez fue más allá y dijo que solía pedir un par de decenas de cajas de zapatos Puma para regalar a los suyos. Un día no solo le mandaron menos sino que la competencia comenzó a cortejarlo. Salió con los botines atados. No hubo fotos de sus zapatos ni la clásica pose esa tarde. Antes del siguiente compromiso Puma le mando el doble de lo pedido.

La semifinal de vuelta con el Bayern tras esta mítica previa musical se vivió con intensidad. Maradona aún sin estar al 100, regaló dos asistencias al brasuca, incluida una de pura viveza sudamericana tras arrebatársela a un defensa y con el empate a 2 el Nápoles llegó a la final con otro conjunto alemán, el Stuttgart, a quien le ganaría la única copa internacional que tienen los del sur de Italia en sus vitrinas.

Al momento de su partida de estos pastos, es mejor recordarlo así. En plenitud, con magia verdadera, lejos de sus episodios cuestionables fuera de las canchas. Acá había consenso en torno al genio y su poder en torno a una pelota de fútbol, algo tan simple y puro y que siempre enorgulleció al de Fiorito por haberle permitido llevar alegría no solo a su gente sino a todos los que vibraron hasta la emoción con su talento.

[COLUMNA] «Justos por pecadores»

Photosport / UNO, Cooperativa.clSoy un hincha de equipo chico. Cuando por motivos geográficos no podía ver a mi escuadra de infancia -que estuvo relegada casi tres décadas a segunda y tercera división, visitando poco la capital- reconozco que gané simpatía por otros, pero sin interferir mi deseo de estar en los potreros viajando para apoyar a mis colores. Por eso me cuesta entender que algunos piensen que eso se hace con punzones, estoques y matando al contrario, literalmente. Desangrarlo.

Sin juzgar a los que más que ser seguidores de un equipo, les gusta un club por sus títulos o incluso por su hinchada, quienes realmente generamos un sentimiento con una insignia; por lazos familiares, de orígenes, por afectos varios o por cualquier historia particular, jamás pensaríamos en obtener la victoria a toda costa, pensando en ello como recurso el de saltarse el reglamento, alterar el orden público, dañar la infraestructura y delinquir.

Generaciones pasadas, yendo en familia al estadio a alentar a su Colo Colo querido, a las universidades, los representantes de las colonias con todo su colorido y las particularidades que desde siempre presenta nuestro Chile, son aspectos que por su ausencia en estos días dan para llorar.

Urge que quienes siguen llenándose el bolsillo en clubes que reciben derechos de televisión independiente de los desmanes y tienen una cartera de socios abonados que ya cancelaron sus cuotas, dejen la indolencia de condenar «decorativamente» a los responsables y pasen a las acciones concretas, de lo contrario no quedará otra que pasar a descontar puntos.

Sí, porque cambiar los horarios, poner más carabineros «mancos» (sin atribuciones para hacer nada frente a intentos de homicidio flagrantes), jugar sin público o solamente de un bando, son medidas que no dan resultado. Ahí también el Estado y el Ejecutivo como su representante dan tanta vergüenza como el lamentable espectáculo mismo, porque apuntan a un evento privado pero facilitan estadios construidos con los impuestos y se desentienden del arraigo popular de la actividad y su nivel de convocatoria. Una comodidad culpable.

Así terminamos pagando justos por pecadores. Yo a mi equipo lo voy a ver contra cualquiera que no tenga barras denominadas «bravas».  Ahí veo familias, niños, abuelos y jóvenes, pero al mismo tiempo que debo restringirme de ir con mi pareja a partidos contra «los grandes» por los riesgos que ello implica, siento pena igualmente por amigos y chilenos anónimos -de cualquier equipo- que no pueden ir con sus hijos por miedo a la intimidación y agresión que sufren por vestir una camiseta.

Lo malo es que volvemos a lo mismo: querellas contra «los que resulten responsables», ínfima cantidad de detenidos que salen al día siguiente, clubes que no se responsabilizan de sus adherentes aunque deberían, autoridades «condenando», jugadores «lamentando» pero cosechando los puntos y las primas en dinero, e hinchas que aún portándose bien, no podemos ir al estadio por culpa de los mismos de siempre.

Pagamos justos por pecadores, aunque nunca hayamos tirado una bomba de ruido o atacado a alguien con un estoque. Los dirigentes que convocan a las fiestas donde van delincuentes disfrazados con camisetas de sus clubes y las autoridades que prestan recintos del Estado y ven delinquir en los alrededores, de una vez por todas ¡pónganse serios! Den atribuciones de emergencia a una situación de emergencia con todas sus letras y apliquen medidas de shock, con inversión pero también con rigor.

1

Paz a Eduardo Guillermo

Condolencias a todos mis amigos que trabajaron junto a Eduardo Guillermo. Especialmente a Marco Sotomayor, compañero que complementó de forma más técnica y crítica todas sus observaciones.

Eduardo, el loco, irreverente, el frontal. Su muerte, una pérdida tremenda pero con un gran legado. Visionario. El Gurú irrumpió con los sones de «Tejedores de ilusión» cuando el periodismo deportivo disculpaba las derrotas y muchos se saludaban de besos con los futbolistas, creyéndose parte de su círculo, cada vez más cerca de las élites pero sin copas que lucir.

En todo eso y más contribuyó el Bonva.

¿Legado? Encuentro que sí -opinión personal of course-. Él reivindicó la crítica como método de análisis en un momento donde todo era sobar el lomo y sonreír a los ídolos. Las formas pueden ser cuestionables así como algo de show, pero era necesario diversificar los referentes del comentario pelotero, por allá por la segunda parte de los 90’s.

Que el otro lado te dé la paz que estos parajes te negaron y claro… Tenía que ser un 18 de septiembre, no podía ser de otra forma. Descansa Gurú

QEPD

12049643_10154220456613484_4063876438497286946_n

Chile, campeón de Copa América 2015

copa america

Sábado 4 de julio de 2015, el día que Chile levantó una copa…

Todos se unen y se olvidan de los problemas que atraviesa el país; de los paros, protestas, emergencias, damnificados abandonados, estafados, y desilusionados del sistema.

Todos levantan los brazos, esos que ya no van a la cabeza pidiendo explicaciones por la mano de Fuentes, el penal de Caszely o el palo de Pinilla. Ahora los puños van en alto y se sueltan de felicidad.

Carácter, convicción, enterarse de los errores y superarlos. Saber las limitaciones y trabajar para disminuirlas. Por hoy somos los mejores, un trabajo de toda una vida, una consecuencia largamente añorada.

Gracias muchachos, el país creyó en ustedes e independiente de los resultados seguirá creyendo por lo que nos quede de vida terrenal en este suelo hermoso.

Viva Chile, por hoy, somos los mejores, digan lo que digan…

[COLUMNA] «El costo de la impunidad»

ossesLa derrota de San Marcos de Arica en las alturas de Calama ante Cobreloa podría no ser sorpresiva y quedar como una mera estadística en los libros del fútbol chileno, pero una vez más, una decisión arbitral errónea marcó el resultado final.

Era el último minuto de partido cuando Enrique Osses, que venía de cumplir una sanción precisamente por un arbitraje deplorable en Rancagua, vio penal donde lo que correspondía era pasar por alto un piscinazo de un jugador loíno o en su defecto, amonestarlo por exagerar un roce propio del juego.

La resolución del hecho es historia: Expulsión para el ariqueño Augusto Barrios, quien se salió de sus casillas ante el cobro, penal y posterior gol para el moribundo equipo que dirige Marco Antonio Figueroa, pérdida de los puntos para el santo y la caída del último invicto.

Como nunca hubo consenso en que -textual- «Osses compró un elefante dentro de un bazar», en alusión a que vio lo que nadie más notó o simplemente, pitó lo que quiso.

Aunque es poco probable -dicen- que entrara condicionado por los lloriqueos del «fantasma» entre semana, victimizándose ante los arbitrajes, a Enrique Osses -nuestra cara referil ante cualquier evento de índole internacional- lo más seguro es que le aguarde una nueva sanción completando un inicio de temporada para el olvido.

Pero ¿sirven estas vacaciones forzadas? La suspensión de dirigir partidos de la serie de honor para un juez, en ningún caso -como le ocurre a San Marcos- significarán una restitución del punto que dejó ir en el último compromiso en momentos cuando cada unidad es clave tanto para seguir soñando con el campeonato como para acumular números con miras al descenso

Osses volverá luego y el daño ya está hecho. Su forzado retiro para analizar sus fallos no sirvió de nada. Algunos especulan que viajar al norte sale no resulta muy a cuenta de los clubes, el CDF o la misma ANFP, pero eso ya es otra historia. Sabemos que en Chile, los fondos de la televisión se reparten entre tres clubes, independiente si terminan últimos o primeros y eso es una aberración, ya que debiera premiarse la posición en la tabla.

Sobre los arbitrajes, esos que en Arica suelen rondar los 6, 7 u 8 minutos de adición, cuando en la capital no pasan de los 4, se seguirá comentando. Es de esperar que el siguiente rezongo al menos sea algo parecido a: «Por lo menos ahora nos tocó a nosotros». Seguiremos esperando, porque como siempre, las soluciones en los extremos del país, tardan en llegar.

[COLUMNA] [DEPORTES] ¿Por qué la Sub 20 no dio el ancho en el Sudamericano?

COLOMBIA - CHILELo de la Selección Chilena Sub 20 en el Campeonato Sudamericano de Uruguay es tierra fértil para las críticas despiadadas y amerita una de las pasadas de guillotina más justificadas de las que se tenga memoria en el último tiempo. No obstante, los malos resultados no son solo culpa de los que se pusieron el buzo, sino también de la administración Jadue y la ANFP que ha fracasado rotundamente en series menores.

Al margen de la clasificación a Turquía 2013, la salida de Mario Salas, el nefasto paso de Nelson Vivas y la pasiva llegada de Hugo Tocalli a la banca Sub 20, sacándose el terno y poniéndose el buzo, la visión dirigencial de un equipo juvenil nulamente identificado con el juego del seleccionado adulto es preocupante y pena una autocrítica, esa que casi nunca se ha hecho para darle identidad a nuestro fútbol. Un debate postergado y oculto tras la exitosa estela que deja la Roja mayor, pero que en las inferiores, Sub 20, 17 y otras, hace mella en las mentes de los vienen.

Hasta cierto punto, uno pudiera hacer el símil con lo que ocurre en el tenis, con la denominada «falta de tiraje» o «generación de recambio». Algunos ex técnicos de la categoría derechamente han planteado una frase lapidaria, cuestionando el talento de los chicos. José Sulantay, César Vaccia, Héctor Pinto y Leonardo Véliz coincidieron en que la actual generación carece de grandes futbolistas. Así no más. Sigue leyendo

[eXprimiendo la Web] Las dos caras del fútbol

El fútbol como la vida misma tiene diferentes rostros. ¿Una prueba? acá van dos ejemplos dispares.

Messi, el prodigio

Aunque por estos días el rosarino no la pasa nada de bien en el Barcelona debido a líos con el DT, su talento con la pelota, para lo que nació, sigue despertando la admiración del mundo entero.

En Japón no tuvieron el menor empacho en viajar a Cataluña para grabar un reto con el astro; se trata de un desafío donde el «10» trasandino toma la pelota e intenta darse autopases por encima de una valla publicitaria que está ubicada a 18 metros de altura, siendo necesarias dos grúas para mantener la vara en lo alto.

El segmento para el programa nipón se grabó en las Escoles Pies de Sarrià, en Barcelona.

Vinnie, el sucio

A propósito de una nota de BBC Mundo que recuerda al equipo de Wimbledon 1988, apodado los «crazy gang», porque se trataba de una pandilla que imponía el rigor en las canchas e incluso obtuvo la FA Cup arrebatándosela en Wembley al Liverpool, no podemos dejar de mencionar la carrera de un ex duro de las canchas y actual duro del cine: Vinnie Jones.

Mediocampista de quite, pese a ser -en ocasiones- un maleante con camiseta, Jones además de defender a ese mítico equipo del Wimbledon Football Club, el Leeds United, Sheffield United y el Chelsea, incluso fue seleccionado galés, siendo capitán, tremendo honor.vinnie

Acá algo del menú, del gran Vinnie, uno que regaló patadas y agresiones de lo lindo, así como una que otra joya porque hizo varios goles.

[COLUMNA] Que sigan las sonrisas

leo-ramosLa apuesta era por los laureles y millones de dólares que tenía el plantel de dueño de casa. Qué cuántos goles se marcarían contra el débil visitante, un reencuentro soñado con una hinchada que repletó el estadio, preparándose para Copa Libertadores, nueva indumentaria y debut de millonario sponsor, etc. Nada de eso le importó a un puñado de profesionales que actuó como tal y llevó alegría al oasis de la puerta norte de Chile. El Santo evangelizó al Cacique en su propia ruca.

Porque a diferencia de todos los equipos profesionales de fútbol del Norte Grande del país, las poderosas empresas mineras no subvencionan a este club que desde sus inicios debe batírselas por si mismo y su gente; amable, cordial, hacendosa. El ariqueño sabe que el equipo de sus amores es modesto pero que ante todo, brinda batalla donde sea y contra quien sea para defender el emblema del morro, que desde el nacimiento, marca mucho más que un peñón de roca sino que es una inspiración de vida para quienes crecieron al alero de la ciudad de la eterna primavera.

El campeonato pasado ante Audax Italiano, apenas semanas antes, la falta de chispa era impresionante desde las tribunas de La Florida. Ni siquiera el capitán Carrizo ordenaba y motivaba a los suyos y conforme avanzaban las líneas en el campo de juego la descordinación era total.

Hoy el momento parece ser distinto. Fernando Vergara partió con el pie derecho, qué duda cabe, pero apenas lleva una semana como director técnico de la celeste. Los Bravos sintieron -y cómo no- la salida de un buen profesor como Fernando Díaz, pero donde la relación con la dirigencia sumado a la baja de rendimiento general y en especial de algunos refuerzos, llevaron a una salida traumática del estratega.

La meta para permanecer en primera ya es difícil, pero proyectar metas a mediano y largo plazo parece serlo aún más. Tenemos buenos elementos de cantera, quizás no tan prolíficos como Iquique en cuanto a referencias cercanas, bien por ellos, pero somos bastante más acogedores con quienes se brindan por el orgullo de los nuestros.

El gol del ex Deportivo Armenio, Leo Ramos en el arco sur del Monumental es un hito sólo comparable a los ascensos del santo en las últimas temporadas. Permite ilusionarse, sonreír y motiva para el trabajo que queda por delante, cuya tarea es bastante dura.

Es de esperar que los liderazgos no decaigan, que los talentos fluyan y que quienes se mantenían con un perfil bajo se destapen. Todos los ariqueños de corazón lo esperamos y queremos que ese bello rincón del Pacífico y su esforzada gente, vuelvan a sonreír, todo cuanto sea posible.

[DEPORTES] La penosa despedida 2014 del santo

smarcos1

Ahi estamos, se gane o se pierda.

Lo vivido en el Bicentenario de La Florida para el último partido del Apertura 2014-15 ya es comentario unánime en redes sociales de parte de la hinchada del santo y el calificativo uno solo: Penoso.

Lo que vimos desde la galería nos dejó perplejos. No solo se perdió 0-3, fue penoso ver el estado anímico de varios jugadores ¡hasta nuestro capitán Pedro Carrizo ni siquiera gritó a la defensa! fue realmente raro todo.

Carlos Labrín mostró un nivel penoso, Oyarzún y Barrios con una inocencia amateur y un «Motta» González que justificó su ingreso tarde porque mostró «que todo le daba lo mismo».

El estado psicológico debe estar muy golpeado porque Kevin Harbottle, el Nico Medina y otros, no tenían fe en el destino de las pelotas que pasaban por sus pies.

Al D.T. Kenny Mamani lo queremos porque es de la zona pero el nivel para manejar un plantel de primera queda muy al debe. ¿Un ejemplo? Imperdonable dejar a un jugadorazo como Renato González en la banca medio partido, inconcebible.

¿El referente de área? Buen viaje para Rentería. Tiene ganas pero como jugador profesional es muy discreto y a ratos aunque les moleste a varios, habla más de lo que juega. Hoy recibió amarilla por reclamar siendo que va a la refriega constantemente y esa es su característica. En la asertividad de pases, nefasto.

En general el nivel fue realmente desalentador en la despedida del torneo, sólo queda ponerse a la fila de quienes esperan repuntar el 2015, toda la fe y ahí estaremos porque cuando vamos al estadio no sólo vamos a ver un partido de fútbol.

Para dolor de los que fuimos al estadio, los goles de Bryan Carrasco (penal) 21´, Felipe Mora 38´, Diego Valdes 58´ nos recuerdan que hay rivales así de cohesionados que pelearán punto a punto con nosotros por quedarse en primera.