[CINÉFILO PROMEDIO] «El ejército de los muertos» – (Army of dead)

Farra sin ganadores

Zack Snyder aprovecha del crédito de su reciente reivindicación en la versión extendida de la Liga de Justicia y lleva esos elogios a otro plano para darse un gusto que, sin mucho sentido, resulta una malograda broma en un nicho muy retocado, los zombis, el apocalipsis y un pelotón variopinto en busca de un botín.

«Army of dead» (2021) tiene lo que uno espera de Snyder como director, con sus guiños inevitables, excesos y prolongaciones innecesarias, pero ya dejando pasar varias semanas desde que vi esta aventura que en el papel promete y de escuchar comentarios demasiado benevolentes con ella, aparece como necesario aterrizar el análisis para no hacer perder tiempo a quienes aún no la ven.

Con casi dos horas y media «El ejército de los muertos» es una gran farra digna de Las Vegas, donde se sitúa. Es un disparate que como decía, en el papel previo no suena tan mal, pero tiene errores en la concepción que son evidentes; la apuesta por Dave Bautista en el protagónico es un yerro mayúsculo, la historia no va a ningún lado y se parece más a la trama de un videojuego que a una película de acción. Algo que desafortunadamente cada vez es más frecuente.

Darle una calificación de mediocridad es premiarla ya que por mucho solo se queda en piloto automático y no presenta reales atractivos. Pintaba para más sin duda pero el manejo de algunos personajes, lugares comunes o los excesos propios del sello Snyder terminan por desilusionar. Sin muchas expectativas puede que a ciertos públicos les resulte entretenida pero en rigor se acerca más a una pérdida de tiempo que a otra cosa.

A esta altura debiéramos saber que hay gustos para todo, pero en materia de cine de zombies y similares hay referentes con distancia más recomendables o al menos más interesantes. «Army of dead» no entra en ese listado.

Recomendación: Débil. Un desperdicio de recursos en una cinta que pudo ser mejor.

[CINÉFILO PROMEDIO] «Atrapar al ladrón» – (Para atrapar al ladrón, To catch a thief)

Elegancia al servicio de la comedia

La dupla de Cary Grant con Alfred Hitchcock nos regaló historias en el cine que son las favoritas de muchos y que además tienen el plus de haber envejecido particularmente bien pese a superar por mucho más de 60 años de vida. Si a lo anterior sumamos la participación de coestelares como Grace Kelly entre otros, la invitación de «Atrapar al ladrón» (1955) es un imperdible deleite de cine clásico.

Por supuesto hay modos y toques en el desarrollo que son propios de su época pero vistos con ojos actuales, no hay más que elevar la elegancia de un relato que curiosamente no recibió muchos reconocimientos en materia de premios. Una línea muy característica, prejuiciosa e incluso actual con la que se calibra a cintas entretenidas y livianas sin el valor que realmente tienen para el espectador y a lo complejo de hilar aventuras que consigan ser atractivos, por más que no involucren lecciones de vida profundas.

«To catch a thief» es un recreo de Hitchcock donde descansa del alto suspenso para darse un chapuzón en la comedia. Lo hace con la mencionada elegancia que con el paso de los años no hace más que revalorizar estas aventuras de la mano de Cary Grant.

Decir que no es la cima del emblemático director en este caso no es descalificarla, ya que pese a no ser una de las cintas legendarias o icónicas de Alfred Hitchcock, está entre sus realizaciones más limpias, picarescas y con estilo, donde exhibe sus variantes como realizador.

Verla es una recomendación obligada en la cinematografía de cualquier seguidor del buen cine, ni siquiera del de tipo dramático sino general. Una de esas llevaderas, entretenidas y a la vez clásicas en apenas hora y media.

Recomendación: Buena. Una comedia elegante, de colección. Imprescindible para los cinéfilos.

[CINÉFILO PROMEDIO] «La mujer en la ventana»

Déjà vu sin alma

La plataforma Netflix pone a disposición de sus suscriptores un thriller con varios elementos que nos suenan similares de otras cintas y donde un elenco de peso mueve la balanza en favor del interés del espectador. Sin embargo en el momento de considerar lo visto, las expectativas quedan algo insatisfechas.

Puede ser el exceso de confianza por los nombres en el anuncio o el aura que esta película se procura a si misma pero al final de poco más de una hora y media (que por momentos pareciera ser más) un aire de pesadumbre se posa en el film y no logra enganchar como pudiera esperarse a quien ve. No basta que Amy Adams y sus traumas en el protagónico se esmeren en escena, no conseguimos generar un vínculo real con su personaje -presente en cada escena- y termina agotándonos sin poder «abrir la ventana» a otros aspectos de la narrativa que no tengan relación con su perturbada visión.

«La mujer en la ventana» (2021) no hace mucho por entregarnos variantes y en esa monotonía languidece en medio de contados picos de interacción entre el puñado de actores de calidad del elenco. Una realización muy teatral, con cuadros evocadores pero que pierde la posibilidad de dar reales buenas razones para continuar viéndola.

En la comparativa con sus similares en cuanto a temática, trama o escenografía sale perdiendo. Estamos ante una paradoja extraña; hay elementos bastante sencillos pero que a la vez son de calidad donde el resultado no es el esperado y por ende se deduce que no fueron bien aprovechados. Si bien la historia proviene de una adaptación literaria, surge rígida, sin alma para lo que debió ser.

«The woman in the window» es desequilibrada en su contextura, se toma demasiado tiempo para algunas cosas y para otras decide cambiar el ritmo cuando en rigor era donde más se necesitaba margen. Incluso si hubiera seguido en su ritmo más cansino, pudo irle mejor como premio a su regularidad, pero no.

Recomendación: Regular. No alcanza a volverse interesante. Desequilibrada en su narrativa con una temática algo vista.

[PARA LEER] «Deadpool» (Super heroes collection, Marvel)

A decir verdad las aventuras de Wade Wilson, «el mercenario bocón o bocazas» y su alter ego «Deadpool» me son bastante ajenas en el mundo del cómic y solo lo había visto como secundario en aventuras de otros personajes, por eso ante la oportunidad de repasar en exclusiva su protagonismo como eje central en un compilatorio, me pareció una buena opción a considerar.

En el marco de sus ocho tomos de «Super heroes collection» Marvel y Panini presentan distintas facetas del anti héroe que por estos días vive su luna de miel en cuanto a popularidad gracias al cine. Son 240 páginas de compilación con «Persecución en círculo» y sus cuatro asaltos,  «Quien lucha contra monstruos» y ya una segunda mitad hilarante con «Muerte en Hollywood (o el último Hitler),»La boda de Deadpool», «Hacia Las Vegas» y «La boda del Niágara».

Quizás como una introducción «Persecución en círculo» pueda resultar algo más densa de lo esperado y con referencias a otras historietas que no necesariamente sean de conocimiento del lector. En ese sentido «Quién lucha contra monstruos» aparece como más propia del sentir del personaje para empatizar con públicos nuevos y otras como la breve pero disparatada «Muerte en Hollywood» es una de las que me sacó risas como hace mucho no me ocurría con un cómic. El resto roza lo anecdótico más que dejar improntas del enmascarado, donde de todas formas ayuda su afinidad con el carácter que le hemos visto en la pantalla grande.

Deadpool es un personaje que se ríe de sí mismo, en algunas de las historias que se nos presenta queda más en evidencia que en otras pero también tiene un raro sentido del bien que está permanentemente en el limbo. Si bien hay distintas técnicas de dibujo en las viñetas de esta edición, hay viñetas muy diferentes en cuanto a tono y eso hace un poco de ruido al ponerlas juntas en un solo empaste. Adicionalmente se valora un breve repaso de nombres importantes en la historia y perfil de este personaje de historietas, que se suman a su propia ficha comiquera para honrar a los que crearon y le dieron sus mejores pasajes de aventuras.

Deadpool
Compilatorio
Super Heroes Collection
240 páginas
Panini – Marvel
2020
Chile

[PARA LEER] «Disparen a la bandada»

Por allá por 2013 el periodista, escritor, comunicador y realizador audiovisual Fernando Villagrán decidió reeditar uno de sus escritos más comentados después de una década: «Disparen a la bandada», Una crónica secreta de la FACh, agregando a la edición de 2002 bajo editorial Planeta una veintena más de páginas y también modificando la bajada del título esta vez por Catalonia, pasando a complementarse como «Crónica secreta de los crímenes en la FACh contra Bachelet y otros». Una justificación plena considerando el detalle del relato.

A decir verdad me tomó tiempo recorrer las páginas de este libro que me acompañó varias temporadas entre viajes y recesos ineludibles. La razón más directa es que se trata de un retrato crudo, duro, difícil, basado en hechos que quisiéramos no hubieran ocurrido pero tristemente son parte de nuestra historia en capítulos infames no solo de vejación a los derechos esenciales si no de impunidad posterior impropia para un país que se enorgullece de su Estado de Derecho.

La interna de una de las ramas de las Fuerzas Armadas y sus disyuntivas políticas y valóricas enfrentadas ante una contingencia histórica como el Golpe de Estado que marcó el final del Siglo XX en Chile se traslucen en las páginas de una sucesión de hechos azarosos pero de profunda tensión, de incertidumbre por la increíble supeditación de la vida o la muerte a circunstancias inaceptables y el imperio de la ley del más fuerte entre quienes solo horas y días antes confraternizaban como camaradas de armas.

«Disparen a la bandada» es un libro doloroso, sobre flagelación absurda a las lealtades, de caprichos vejatorios a la humanidad y de crímenes de lesa patria. Cuesta creer muchos de sus pasajes sobre la caza de brujas y torturas, sin más razones -si es que existen para esas aberraciones- que las órdenes emitidas por una cofradía movida por sus propios intereses y necedad irreal hacia quienes eran mentores y compañeros.

No es fácil ni sencillo pero es una necesidad conocer estas vivencias de sobrevivientes, saber nombres los caídos, sus pensamientos, convicciones y ver fotos o documentos que validan cada episodio, donde a diferencia de la lenta acción judicial que hizo vista gorda de la suerte del General Alberto Bachelet o los suplicios de Galaz Guzmán, el lector puede a partir de un relato que comienza en vivencia personal, juzgar sus propias impresiones de un libro, como varios de su autor, necesario para la memoria de un pueblo que antes de vanagloriarse de su futuro esplendor debe tener presente a quienes forjaron parte de sus cimientos y cayeron sin miedo antes que ceder en sus valores.

Disparen a la bandada
Crónica secreta de los crímenes en la FACh contra Bachelet y otros
Fernando Villagrán
324 páginas
Catalonia
2013
Chile

[CINÉFILO PROMEDIO] «Mortal Kombat» (2021)

Pelea inconclusa

La búsqueda de estrenos cinematográficos en pandemia nos lleva hasta la nueva versión de «Mortal Kombat» (2021) que vuelve a meter en la pantalla grande a los personajes del clásico videojuego que en los últimos años se ha vuelto a meter en la cultura pop como motivo de culto. ¿El resultado? algo ambiguo pero con reconocible entretención.

Dentro de las fortalezas de la cinta están las menciones e insertos que aluden a momentos del juego de arcade original, trucos e incluso situaciones de sus primeras versiones. Ni hablar de los personajes y sus caracterizaciones, algunas muy bien logradas. La marca MK en sí llevó el derrame de sangre a otro nivel en los juegos, con comicidad si se quiere pero usando el gore como recurso distintivo. Acá se busca -aunque solo por momentos- esa premisa y en general los fans agradecerán varios momentos con énfasis en ello.

La libertad narrativa de la trama, que dista bastante de la simpleza del juego y su torneo básico, es una facultad que se usa sin que perjudique el resultado final. Eso si, cabe señalar que su rótulo más bien de precuela debió ser contextualizado para quienes se interesaron en verla, mas en líneas generales no perjudica el todo. Un punto neutro dentro de esta aventura.

Al debe hay que mencionar la caída desde los puntos altos de la cinta a su contenido promedio; como la forma en que un prólogo tan bien ejecutado luego se extravía en un protagónico que nunca convence, un referente de los personajes que resulta insípido y secundarios con antagónicos que aparecen más atractivos que sus contrapartes referentes del elenco. Un desequilibrio extraño. Se extrañan los eurobeats electrónicos de esa versión clásica, mejor suerte y ejecución en villanos emblemáticos y desarrollo de personajes, algo esperable que cumple con los prejuicios.

«Mortal Kombat» es medianamente entretenida, con un puñado de momentos que evocan el videojuego con respeto e incluso cariño, lo cual impensadamente la deja bien parada. Sin embargo, está años luz de ser una buena película y de hecho debe trabajar varios aspectos si quiere aspirar a convertirse en una saga que sea más que un par de escenas bien ejecutadas para los fanáticos.

Recomendación: Regular. Regala varios pasajes de culto para fanáticos, otros más escasos para el público general y vista con más distancia y simpleza resulta algo pobre en su contenido.

[CINÉFILO PROMEDIO] «Nobody» – («Nadie»)

Un justiciero impensado.

Si eres fan de la violencia por la mera violencia, sin mucho argumento de por medio y solo por devoción a las peleas y la acción, esta cinta promete aparecer como una nueva favorita. «Nobody» (2021) es una versión de John Wick de clase media, menos estilosa, que aunque igual o mejor en entretención, no tiene el menor empacho en usar los mismos parámetros, perfil de antagonistas, afiches, etcétera.

Lo anterior no es antojadizo, ambas películas tienen el mismo creador y si bien la acción es el centro de todo, Bob Odenkirk se permite más licencias que Keanu Reeves en cuanto a repartir golpes y sobretodo, recibirlos. También juega de forma más traviesa con la trama, introduce comedia con buen trance en momentos precisos y eso la hace bastante llevadera.

«Nobody» o «Nadie» se reconoce como poco ambiciosa y el mero entretenimiento es lo que la moviliza, la curiosidad que genera en el espectador es chispeante y un imán innegable para verla. Después de todo Bob Odenkirk no empalma con el perfil de matón implacable que se esperaría por lo que presenciar el por qué de muchas preguntas y la conversión a esas lides es un objetivo y una duda que es necesario apaciguar. Como extra, una inserción de elenco que es un deleite de «fan service» para la cultura pop.

Por supuesto que entre su público y grupo de interés como film no están ni de cerca los amantes del cine como expresión de arte inspirador, pero así y todo esta cinta se hace su lugar en medio de la búsqueda de cine en pandemia como una forma interesante y al menos regular de pasar el rato. Ahora que incluso se habla de crossovers con John Wick, queda claro que todo puede pasar.

Recomendación: Regular. Medianamente interesante. No es cine arte, es acción y sketchs por mero gusto. Comida rápida cinéfila.

[CINÉFILO PROMEDIO] «Star Wars, Episodio III: La venganza de los Sith»

Oscuro y luminoso final de trayecto

No porque una historia tenga un desenlace conocido puede resultar menos atractiva. Como en la vida, el camino es por lejos más importante que el destino mismo y aunque el cierre de la inesperada trilogía prólogo de la Guerra de las Galaxias quizás no califica como una cinta excelente, lo menos que merece es ser catalogada como interesante y aceptable.

La sombra de Darth Vader finalmente se posa sobre el joven Anakin y en este episodio si vemos mayor evolución de personajes, filosofías y motivaciones que en sus dos predecesoras. «Star Wars, episodio III: La venganza de los Sith» (2005) es lo que se esperaba en cuanto a cierre de arcos argumentales para entender mejor los clásicos que se quedaron en el corazón de generaciones y se levantaron como símbolo de la cultura pop.

Aunque igualmente sean más de dos horas, este tiempo está mucho mejor aprovechado en dar las respuestas esperadas transcurridas cerca de cinco horas de saga y su contenido es bastante razonable para zanjar las dudas.

Por fin la película está a la altura de la musicalización, con efectos visuales más depurados y pulcritud argumental más sobria y oscura, se le da un buen cierre a esta primera trilogía en cuanto a su línea temporal. Es más directa, sin estupideces secundarias y bromas innecesarias. Tiene -a diferencia de sus comparaciones previas- más valor por si misma.

«Revenge of the Sith» es valorable como producto Star Wars y se gana el rótulo de esencial. Puedes saltarte las otras dos primeras, pero esta tienes que verla. Viendo los complementos animados se fortalece y solo por devolvernos la fe cuando no había por donde, merece puntos.

Recomendación: Buena. Más que aceptable e interesante. Oscura, con propósito. Directa. Le tomó dos precuelas a George Lucas darse cuenta de cuál era el camino.

#SomosÑoñosNoPesados Falcon & The Winter Soldier «El final» + Noticias varias

YouTube

¿Les gustó Falcon & el Soldado de Invierno?

A algunos de nosotros sí, como Vale y Claudio que le dieron 9 de 10 puntos, en cambio más críticas exhibieron los paladares de Zongalo y Buyinski con 6 y 5 de nota respectivamente. Lo bueno es que hubo coincidencia en una serie de puntos como los errores con personajes como Sharon Carter y Karli con sus «FlahSmashers» y la validación de Sam Wilson como nuevo Cap. Nueva peli y otra temporada de esto también se confirmaron.

Todo lo comentamos sobre esta serie (¿Es cierto que estaba previsto que aparecieran Steve Rogers y la nueva Black Widow?) y sobre otras (El adelanto de Shang-Chi, Invincible, etc) en esta hora de conversación intentando sortear la pandemia. Una serie de teorías salieron a propósito de estos adelantos, por ejemplo ¿Shang-Chi nos mostrará más de Madripoor? ¿Si pasa en el blip, veremos a Ronin? ¿Y si vemos nuevamente a Trevor Slattery, el falso mandarín?

También quisimos soñar con series que podrían ser como la conocida del Cap devolviendo las gemas y porque no, de Winter Soldier en la Guerra Fría. Por supuesto también hay novedades de Thor 4, Secret Invasion y más.

Como siempre, gracias por ver y trataremos de sortear los inefables derechos de autor para que nos dejen publicar el video.

#SomosÑoñosNoPesados #Marvel #FalconandTheWinterSoldier

[CINÉFILO PROMEDIO] «Star Wars, Episodio II: El ataque de los clones»

Otro episodio al debe

La secuela numérica de la «Guerra de las Galaxias» no logra por si misma destacarse y vista en retrospectiva, el público que acudió a los cines a verla a inicios de los 2000, de seguro se retiró de las salas con vistosa desilusión.

En «Star Wars, Episodio II: El ataque de los clones» (2002) la acción se hace esperar, demasiado quizás, incluso para después de una espera excesiva, darnos cuenta que solo recibiremos un clímax deslavado tras dos horas de aguardar por algo que le diera más vértigo a una cinta que no ofrece demasiado para recordar a fans y públicos nuevos.

Aún así, con Anakin y Padme de día de campo, resulta levemente mejor que su antecesora pero sin salir de lo regular. No cabe duda que lo que vendría años después por medio de complementos animados le da una perspectiva mucho más sólida al protagonista, a su entorno y cómo no, a los clones, porque pese a llamarse «el ataque de los clones», lo cierto es que pasa hora y media en que resultan ser absolutamente irrelevantes en la cinta.

De esta forma, con los efectos especiales y los cromas como reales protagonistas de esta secuela, el episodio II de Star Wars naufraga en la mediocridad que marcó la cinta anterior. Solo la presencia de Christopher Lee le da más clase a esta aventura, superada con creces por las series y ediciones de dibujos animados que le dan más peso y profundidad a toda esta historia.

Recomendación: Regular. Con momentos encima de su predecesora pero sin la profundidad que se esperaría de los personajes que deben dar la nota.