[PERSONAL] A diez años de los atentados en Oslo y Utøya (II)

Intentando comprender lo incomprensible

¿Qué hacían ustedes a sus 14, 15 o a sus 17 años? La mayoría de las 69 víctimas de la matanza en Utøya eran adolescentes. Segundas y terceras generaciones de inmigrantes asesinados fríamente por un victimario que paralelamente detonó un poderoso explosivo en el centro de los edificios gubernamentales en Oslo. Poco a poco surgían nuevos y escalofriantes datos de ese viernes de terror.

Por el cambio horario mientras en Noruega conocíamos más de lo ocurrido sin dar fe a la insensatez de tales aberraciones, las horas mermaban mi poder para informar radialmente al otro lado del mundo lo que ocurría. No crean que fueron pocos los que me dijeron que aprovechara la chance (quizás debí hacerlo) y comentara todo ante un medio más connotado, sin embargo había atenuantes en juego como el compromiso con el medio que te dio la oportunidad cuando nadie te quería dar un empleo o el simple acto de estar en una visita familiar que no podía tornarse en frenéticas jornadas de trabajo reporteril en un país diferente, con un idioma que no recordaba y sin los recursos para ser tan dependiente de la ayuda de quienes viniste a ver.

Si bien ya venía haciendo reportes para la radio -al menos unos nueve antes de ocurridos estos atentados- el viaje en sí dentro un país armonioso como Noruega, a partir de estos hechos tuvo un tinte más sombrío. Gente con pesar dondequiera que se mirara y el tema presente en cada movimiento de cabeza gacha con los brazos cruzados.

Este es el segundo reporte, horas después de ese primer y atolondrado despacho para Radio Portales de Santiago, con más antecedentes y claridad de lo sucedido.

Deja un comentario