[CINÉFILO PROMEDIO] «Star Wars, Episodio III: La venganza de los Sith»

Oscuro y luminoso final de trayecto

No porque una historia tenga un desenlace conocido puede resultar menos atractiva. Como en la vida, el camino es por lejos más importante que el destino mismo y aunque el cierre de la inesperada trilogía prólogo de la Guerra de las Galaxias quizás no califica como una cinta excelente, lo menos que merece es ser catalogada como interesante y aceptable.

La sombra de Darth Vader finalmente se posa sobre el joven Anakin y en este episodio si vemos mayor evolución de personajes, filosofías y motivaciones que en sus dos predecesoras. «Star Wars, episodio III: La venganza de los Sith» (2005) es lo que se esperaba en cuanto a cierre de arcos argumentales para entender mejor los clásicos que se quedaron en el corazón de generaciones y se levantaron como símbolo de la cultura pop.

Aunque igualmente sean más de dos horas, este tiempo está mucho mejor aprovechado en dar las respuestas esperadas transcurridas cerca de cinco horas de saga y su contenido es bastante razonable para zanjar las dudas.

Por fin la película está a la altura de la musicalización, con efectos visuales más depurados y pulcritud argumental más sobria y oscura, se le da un buen cierre a esta primera trilogía en cuanto a su línea temporal. Es más directa, sin estupideces secundarias y bromas innecesarias. Tiene -a diferencia de sus comparaciones previas- más valor por si misma.

«Revenge of the Sith» es valorable como producto Star Wars y se gana el rótulo de esencial. Puedes saltarte las otras dos primeras, pero esta tienes que verla. Viendo los complementos animados se fortalece y solo por devolvernos la fe cuando no había por donde, merece puntos.

Recomendación: Buena. Más que aceptable e interesante. Oscura, con propósito. Directa. Le tomó dos precuelas a George Lucas darse cuenta de cuál era el camino.

Deja un comentario