[CINÉFILO PROMEDIO] «Interstella 5555: The 5tory of the 5ecret 5tar 5ystem»

Al infinito y más allá.

Ante la separación en 2021 del dúo francés de música electrónica Daft Punk es inevitable recordar que precisamente hace dos décadas el disco «Discovery» llegaba a los top de las listas musicales del mundo merced a sendos éxitos. Bueno, los apoyos visuales de aquel trabajo eran parte de una historia animada donde esta banda sonora era el 50 por ciento del todo. Un resultado -a esta altura- entrañable.

El valor de esta comunión hace extrañar que no se haya replicado dado su perfecto calce, donde en una hora y cinco minutos «Interstella 5555: The 5tory of the 5ecret 5tar 5ystem» (2003), animada por el prestigioso y emblemático Matsumoto y el estudio TOEI de Japón, relatan una aventura que no necesita más palabras o diálogos que la propia expresión de los personajes actuando al son de un disco memorable.

Por supuesto en gustos no hay nada escrito pero la cohesión de estas dos formas de arte, llegan al punto que no se distingue si el álbum musicalizó la animación o a la inversa, como fue en realidad. Clips hilados que en el fondo eran en cada track un capítulo de esta odisea espacial musical de ciencia ficción. Como decía, quizás demasiado para algunos.

El tipo de animación japonesa clásica es maravilloso de ver, mientras Daft Punk suena con quizás su mejor disco. No hacen falta más palabras. Llama la atención que pese a lo extravagante de la trama, el espectador pueda captar cómo se desarrollan los hechos. Eso exceptuando unos pocos aspectos del antagonismo que no quedan del todo claros.

«Interstella 5555» es un producto de culto y de calidad a la vez. La música y la animación van de la mano, por lo que es difícil evaluar uno sin meterse en el otro a la hora de examinar la película. Pese a estas subjetividades expuestas, hay que reconocer su valor, calidad y acierto que marcó el antes y después de un estilo de música dejando un gran álbum y un apoyo visual macizo como legado.

Recomendación: Buena. Una exquisitez de animación de la mano de uno de los mejores álbumes de música electrónica del siglo.

Deja un comentario