{#FotologStyle} «SunsetRiders: La partida perfecta»

En medio de los adelantos tecnológicos de estos días, de la guerra de consolas, de los modelos vanguardistas de Playstation, Xbox y demases, creo que la sensación de estar en un local de videojuegos mirando la hora para no agotar los permisos, jugando con el vértigo de no cometer errores para no perder la ficha no se podrá igualar nunca a la facilidad de apretar «reset» o «restart» para recomenzar una partida.

Sunset Riders era de esos juegos colectivos, en un arcade enorme para cuatro jugadores que ocupaba todo un rincón en los locales de videos de la primera parte de los 90’s, al menos en Chile. Grito y plata. Los Simpsons, Tortugas Ninja, Captain Commando entre otros fueron del mismo estilo juntando a varios amigos o desconocidos en busca de la gloria, a veces, con muchos espectadores.

En lo práctico, Bob y Cormano ofrecían más posibilidades por la abundancia de sus disparos pero si en una partida colectiva tenías a Steve y Billy también se agradecía poder tener balas decorando la pantalla por ambos flancos.

La pericia en esas aventuras era bien valorada. Quién diría que en solo 25 minutos podríamos ver los frutos de estos 4 jinetes disparando por múltiples parajes del oeste clásico. Una partida perfecta, imposiblemente coordinada entre cuatro mentes independientes. Y si, también estaba el mito a descubrir, si acaso «se podía dar vuelta», es decir, recomenzar la partida desde cero con la misma ficha con la que terminaste.

Tiempos que aunque te esfuerces, tus hijos no podrán apreciar cuando hoy tienen un mini computador en su mano gracias a tu móvil y crecen en un mundo táctil, sin echarle maldiciones a la palanca, sin el nervio de meter una ficha antes que termine el pestañar del «continue» o sentir que el mundo se te vino abajo porque «se cortó la luz» o alguien «movió el enchufe».

Una bien merecida pausa para recordar lo vivido.

Deja un comentario