[CINÉFILO PROMEDIO] «Post Mortem»

Realidad alterna 73'.

Realidad alterna 73′.

Asumiendo las referencias positivas desde el extranjero no es fácil poner a «Post Mortem» en la balanza del juicio especializado y a la vez evaluar con tono popular, que es finalmente quien otorga el ticket de la entrada y la consiguiente referencia en la taquilla.

Si bien se trata de una película cotidiana, es lenta y puede pecar de ajena a otras realidades que no sean la chilena, a nivel masivo. Es un film sufrido, poco grato y posiblemente más de analistas que de grandes públicos, a quienes les puede parecer incluso una mera unión de cuadros en penumbras y algo bizarros.

Teatral, puede costar entender a sus personajes irrumpiendo en un ritmo distinto al que predomina en la cinta. La calidad actoral de Alfredo Castro no es algo nuevo de descubrir y otorga lo esperado. La ambientación por otra parte si bien es buena, cabe consignar que el guión tampoco la exige demasiado.

Quienes vayan por un thriller político, una película histórica o una cinta novelesca pueden salir decepcionados. «Post Mortem» es un film oscuro, muy sicológico, con matices de documental que descolocan y si el espíritu del director era expresar la confusión como leit motiv, aquello queda plasmado así como la desilusión y el desencanto.

No cabe duda que la historia es un acierto, sin embargo el modo de concretarla en la pantalla grande, al menos, criticable.

2 Una película difícil y poco grata. Su lentitud apenas compensa los aciertos o lo que podría haber logrado con otro enfoque. 😥

Deja un comentario