[CINÉFILO PROMEDIO] «Iron Man 3»

Vuelta a lo elemental.

Vuelta a lo elemental.

La tercera entrega de la saga del excéntrico hombre de hierro, algo lejano al cómic original pero contemporáneo de nuestros tiempos, juega a mantener el nivel luego de la alta vara dejada por «Avengers». Eso sí, como la primera no hay.

Posiblemente la segunda película será recordada solo por la participación de Mickey Rourke porque lo cierto es que la acción se tornó un poco en caricatura y el cambio de director hizo que los fans cruzaran los dedos, para obtener lo mejor de Tony Stark otra vez en escena y el resultado es dispar.

Shane Black ya conocía el humor negro que se le da tan bien a Robert Downey Jr. en la poco valorada «Kiss Kiss Bang Bang» (2005) donde compartió roles con Val Kilmer y en esta ocasión -algo más «familiar»-, intenta aprovechar ese talento del actor para hilar frases que recuerdan los films de acción clásicos perdidos en el tiempo; con humor estilo «Duro de Matar» en sus inicios o «Arma Mortal», es una marca registrada de Tony Stark. Lo esperamos de él y nos lo entrega con creces. ¿El matiz? Quedan tantos cabos sueltos que se vuelve rara.

La saga tropieza algo. Los malos de turno sorprenden (aturden o confunden un poco) así como el giro inesperado de la trama, donde uno como espectador duda, pero el director persiste para llevarnos hasta el final, sin importar el precio, como sea. El guión es igualmente extraño y con más de dos horas que tampoco ayudan.

Es paradójico que con tantos recursos de efectos especiales que se acentúan a medida que la saga nos brinda nuevas entregas, este capítulo apele a un contenido personal. No humano, ya que los sentimientos no desbordan, pero los diálogos llevados a lo micro, lo cotidiano, aunque carezcan de mucho sentido tienen un «algo» de gen mundano que se ve poco en este género, más aún en Iron Man.

Marvel de seguro se frotará las manos porque al menos este súper héroe tiene para rato. Si bien el genio de Stark y su elenco avanzan en tecnología, la cinta se da el lujo de plantear cosas concluyentes para la historia del personaje. Y por cierto, Downey Jr. tiene toda la razón en su alter ego de la pantalla grande: él es Iron Man y nadie lo interpreta mejor. El carisma de su rol lo hace único y con un valor superlativo.

«Iron Man 3» nos recuerda -y a todo el género- que por estos días no basta con las secuencias de acción, los efectos y las explosiones. El atractivo y el éxito de la nueva acción (con la receta clásica) es también dejar un importante espacio para la ironía y el humor negro, tipo John McLaine, con arrogancia pero también con asertividad y experticia.

No era fácil el desafío. Se trataba de uno de los estrenos más esperados y la tarea se cumple medianamente bien, volviendo a lo elemental. Eso sí: Raro en varios trazos y sin comentarios positivos a los antagonismos. De guinda -porque esto sigue- quédense por un bocadillo más después de los créditos o títulos.

dado3Recomendación: Stark es el amo, sus antagonistas para nada. Larga vida al antihéroe favorito del último tiempo pero ha mejorar los guiones y no sacar la armadura del garaje por cualquier cosa.

😀

4 comentarios el “[CINÉFILO PROMEDIO] «Iron Man 3»

  1. Pingback: [CINE PRÁCTICO] “All hail the king” | Cité de Lord Buyinski

  2. Pingback: [CINE PRÁCTICO] “All hail the king” | EL CITÉ DE BUYINSKI

  3. Pingback: [eXprimiendo la Web] Marvel y sus cortos premium: “One Shot’s” | EL CITÉ DE BUYINSKI

  4. Pingback: [CINÉFILO PROMEDIO] [PERSONAL] Mi ranking del #MCU | EL CITÉ DE BUYINSKI

Deja un comentario