[COLUMNA] El mundo sin Chávez.

Hasta siempre Hugo.

Hasta siempre Hugo.

16.25 horas en Caracas. El comandante presidente Hugo Chávez Frías ha fallecido, es oficial. Nicolás Maduro, vicepresidente venezolano, realiza emocionado una extensa cadena nacional por el llano caribeño informando de la noticia que rápidamente es corroborada y retransmitida a todos los rincones del mundo.

No es menos cierto que en varios rincones la ficha y necrología del mandatario se encontraba ‘avanzada’, pero luego del episodio vivido con el diario español ‘El País’, era necesario comprobar una y otra vez el deceso.

Se dicen tantas cosas que no alcanza la saliva en la boca de nadie para comentar sinnúmero de disparates; que las multinacionales ahora se frotan las manos, que en Venezuela reinará el caos, que se acaba la era bolivariana-chavista, que su conglomerado está dividido y claro, que el mismísimo imperio estadounidense tiene sus manos manchadas con sangre en el episodio. Incluso desde Washington debido a los ciegos hostigamientos revolucionarios debieron salir al paso de  las acusaciones.Hugo Chávez será sin duda uno de los personajes clave en la historia, no sólo de Venezuela o Latinoamérica sino del mundo, y su perfil sin igual, contestatario,  irreverente, populista si se quiere, no pasó desapercibido para los millones de caribeños que lo reeligieron repetidamente y lo adoraron hasta elevarlo a una categoría que está lejos de extinguirse con su muerte.

«América Latina es débil porque está dividida» dijo Chávez en la carta que envió a la CELAC en enero último, reflexión propia de una de sus banderas de lucha en su carrera política: la integración soñada por Simón Bolívar y amenazada por intereses particulares y económicos propios del modelo capitalista neoliberal. Por supuesto, no todas sus intervenciones fueron así de protocolares, recordados son sus desencuentros con George W. Bush a quien ridiculizó en propio estrado de la ONU en Nueva York. El Rey de España, nuestro conocido secretario general de la OEA y cualquier personero u organización que quisiera cuestionar sus métodos terminaba concediendo en silencio bajar la polémica.

Chávez en la ONU. Inolvidable.

Chávez en la ONU. Inolvidable.

58 años y en los dos últimos una dura y mortal batalla contra el cáncer. Nicolás Maduro y Diosdado Cabello, deberán rearmar sus fuerzas no sólo para enfrentar y vencer en buena ley al bloque de Henrique Capriles que encabeza la oposición, y que es respaldada desde el exterior por quienes mantienen la alergia al socialismo chavista. También, el oficialismo deberá luchar contra la incertidumbre y demostrarle al pueblo venezolano que lo conseguido no se perderá y que la labor del carismático comandante puede ser honrada con una gestión que continúe el gran crecimiento del PIB de la última década.

Si murió en Cuba y mientras hablaba Maduro en cadena fue llevado a Caracas o si efectivamente hubo manos de terceros involucrados en su muerte es algo prácticamente para la anécdota. Lo cierto es que los siete días de duelo nacional en la antesala de un multitudinario funeral y la espera por las nuevas elecciones, serán tiempo suficiente para sondear cómo cambió el mundo luego de la muerte de Chávez por la infección respiratoria derivada de su cáncer y más aún, saber cuanto eco tendrá la solicitud en vida del comandante de la boina colorada, acerca de la continuidad del chavismo en la persona de Nicolás Maduro.

Deja un comentario