Días de radio

No es una referencia al recordado film de Woody Allen, sino por ahora el receso de mis jornadas en el dial nacional, ya que por contrato finalizó mi vínculo con Radio Portales de Santiago. Algo inesperado en su momento a principios de mes pero ya asumido.

Cuesta a ratos desligarse sentimentalmente de los colores con lo que -al menos yo- uno se camisetea durante el vinculo laboral, en mi caso los cuatro últimos años.

Enero de 2009.

Enero de 2009.

Omitiendo todos los detalles de la salida y de sus razones, evalúo positivamente mi crecimiento profesional en la empresa. Con todos los problemas, desafíos, episodios memorables y otros impresentables de mi estadía en Fanor Velasco #11.

El 5 de enero de 2009 llegué ‘de corbata’ a comenzar mi práctica profesional. Un mes antes había sondeado diferentes radios en búsqueda de mi práctica profesional. ¿El detalle? lo hice en emisoras tradicionales; Cooperativa la única FM, el resto en el dial de Amplitud Modulada. Recuerdo que quedé en shock cuando vi las condiciones en que estaban algunas radios emblemáticas, pero no por eso desistí de mi afán.

Roxana por esos días recepcionista recibió mi curriculum y luego Mario Solís me dio el visto bueno para desempeñarme en prensa. Felipe Vuletich me leyó la carta pero lo cierto es que nadie pensaría que con el correr de los años terminaría siendo uno más del peluseo en el tercer piso.

Penurias, alegrías, sorpresas y chascarros donde uno se recuerda de un sinnúmero de nombres. Gente que pasó aunque sea fugazmente por la radio y que en su mayoría hoy disfruta afortunadamente de un mejor pasar. Ojalá pueda seguir esa senda.

enero de 2013.

enero de 2013.

Con los días en vez de pensar en las circunstancias de mi salida, prefiero agradecer a quienes hicieron posible mi llegada: al buen Mario Solís Cid que me dio la oportunidad, a Carlos Bencini un personaje de lujo pese a que algunos digan lo contrario, al gran Camilo Vicencio quien silenciosamente trabaja sin quejarse nunca, a Andrés Huerta un talento innato de la radio que si hubiera nacido en otra década sería leyenda, a compañeros de deportes, a Millaleo un buscavidas incansable aún cuando todas las probabilidades estén en su contra, a Quijada fotógrafo y autodidacta web que cada día expande sus habilidades y como no a Felipe Vuletich, un profesional en lo suyo que se cree instructor de esas películas hollywoodenses de la marina, pero que más no puede hacer con las herramientas que tiene.

Así fue mi introducción a los medios de comunicación «masivos». Hice casi de todo, puedo decir que no le hice el quite al trabajo y que, aunque creo no fue apreciado, busqué privilegiar la eficiencia a la eficacia (tarea pa’ la casa).

Me voy con la conciencia tranquila porque siento que hice todo lo mejor posible. Cuando me preguntaban por qué elegí para trabajar una radio como la Portales y sobretodo, por qué seguía ahí, no dudaba; siempre recuerdo con cariño mi adolescencia, cuando todos escuchaban radios de moda con música en FM, yo en cambio ponía la Minería, que luego cerró sin que nadie hiciera nada para evitarlo. De algún modo -tontamente quizás- me sentí culpable y por ello, iba a hacer lo posible por evitar que otra radio emblemática corriera la misma suerte.

Evangélicos, yerbateros, las nulas políticas gubernamentales y la reciente llegada de holdings han invadido la esfera radial nacional. Las estaciones como la ex primera de Chile tienen sus días contados. La voluntad de una persona no basta para cambiar el mundo. Como decían en ‘AMelie’, «son tiempos difíciles para los soñadores» y la verdad, seamos honestos, de buenas intenciones no vive el hombre.

2 comentarios el “Días de radio

  1. Parto lamentando su partida del CB 118, lugar donde tuve el privilegio de conocerlo y donde ud. tuvo la amabilidad de acercarme a la radio de mis recuerdos. Grato momento fue el de mi visita al Portaleando la Mañana con Carlos Bencini, creo que en agosto del 2010, donde se dio una hora para hablar de la buena radio, aquella que nos es esquiva en estos tiempos y que lamentablemente parece estar muriendo…

    Espero que le vaya muy bien de aquí en adelante porque se lo merece, creo que 4 años de experiencia en la Portales (trabajando con gente que sabe de radio, que come, sueña y vive con la radio) le será útil en el futuro. Lamentablemente la visión se ciega a ratos con episodios como este. Yo que llevo como 25 años trabajando sé de momentos amargos y difíciles, pero suele ocurrir que las piezas se ordenan de a poco y después, en el futuro, todo cuadra: lo malo de la vida es que es como un rompecabezas, donde la pieza que necesitas el lunes, la encuentras el miércoles, y si tienes fuerza, esperanza y paciencia, puedes que también encuentres una pieza para el viernes…

    Por mi parte, sigo leyéndolo y atento a su twitter.
    Si necesita internet, un pc o una impresora con tinta, avíseme y se arranca a mi casa.

    Buena suerte.

    • Grax estimado se agradece siempre la buena onda.
      Independiente que no postee suelo estar atento a los comentarios de Fotech y sus socios, a quienes por medio de ti ruego extiendas mis saludos.

      Por ahora estoy tranquilo y con la esperanza que las cosas tomen una variante mejor, aunque lo primero será durante este mes compartir con familiares que están de visita.

      Un abrazo y nuevamente gracias.

      b.

Deja un comentario