Limitantes

Me quedan tantas cosas por escribir que la verdad debo constatarlo; el cierre de la nación, las fiestas, los feriados, la selección, la contingencia. Lo cierto es que sin Internet en casa me restringe mucho el poder dedicar tiempo a escribir lo que me relaja, porque sí señores, escribo para relajarme aunque pueda resultar algo raro.

La soledad de mi casa es el espacio ideal para escribir ideas o cosas que se me vienen a la cabeza pero que no se da el margen para hacerlo en la pega. El trabajo es eso, trabajo, y sin mucho divertimento en casa la verdad es que el pasar la jornada en la pega, no es del todo malo.

Extiendo el saludo y ojalá arregle estos motes luego para poder actualizar la bitácora. Salutes viejo!

Deja un comentario