Dag 58

*Two man and a half girl.

Producto de mi estupidez crónica (tb hereditaria) borré sin querer las imágenes de la jornada deportiva de ayer. Es que estar con una cámara y media me limita. Con Thomas asistimos al gym y cual César Pinto en London, aplicamos SQUASH!

Mis sets corridos en desventaja no fueron sólo contra mi cuñado, de hecho la competencia más dura fue más bien con los muros. Me dí varios encontronasos y en una se me dobló el pie. El squash, o especie de tenis ‘todo vale’ indoor me tiene hoy -el día después- con algo de dolor y la verdad transpiré bastante, lo cual a estas alturas no es malo.

15-2/15-3/15-5 fueron los parciales de la paliza propinada por Thom, aunque…hagamos la salvedad que era mi primera vez en esta especialidad, auch!

En estos momentos cuidamos a Elisa, Emma está en el jardín y esta tarde vuelve de Kristiansand -mi terruño natal- tanto mi hermana como mi mamá, solucionando cachos de esta última en los cuales no le ha ido del todo bien.

Patimav pese a todo lo conversado previamente -con Thom, yo no le hablo norsk- no vino, lo que obligó a dejar a la niña donde los papás de mi cuñado porque él tenía una reunión o entrevista con miras a una posible pega. (ojalá se de). Una pena no tener certezas respecto de la nana, que se lleva muy bien con las niñas, pero carece de regularidad en la asistencia, una pena, a mi también me simpatiza.

Ayer también una carta a la universidad por lo de mi tesis y ojalá Rodrigo haga lo propio en Santiago. Hoy espero terminar informe n°2 de Juegos Olímpicos que más posterior columna concluirían mi etapa de chamba en viaje.

El clima ta malo en donde pretendemos ir a hacer rafting el viernes…ya veremos.

(((sonando))) Duffy – merci

Deja un comentario