Dag 41

*Emotividad en Oslo.

A esta hora veo con Thomas el amistoso entre Manchester United y Barcelona en Estados Unidos, que ganar los diablos rojos por 1-0. También jugamos dominó un rato y hablamos por teléfono y Skype con todos, papá, mamá, mayito, etc. Sin embargo, lo que marcó la jornada es el viaje a Oslo, donde seguimos apreciando el daño causado por el autobomba de la semana pasada y el dolor por lo sucedido en Utoya.

Las muestras de afecto son enormes y aún se derraman lágrimas por los fallecidos. Hoy se hizo una ceremonia oficial con las más altas autoridades en Domkirke, que es la principal iglesia de la capital y se ofreció un sentido concierto de música muy acorde al momento, en memoria de quienes partieron.

Continúa la peregrinación en Oslo.

El ambiente en las calles de la ciudad distaba mucho de ser el de siempre, en vacaciones, con eventos, ruidos, y ni hablar de la cercanía en 20 días más de las elecciones municipales que de hecho fueron aplazadas. Fue necesario también colocar pantallas gigantes en otros puntos de la ciudad que, sin ser una gran metrópoli ha concentrado una cantidad importante de población flotante y también quienes por espacio y seguridad no tuvieron lugar en la iglesia.

El perímetro cerrado conforma fácilmente unas 2 o 3 cuadras alrededor del punto de explosión, no obstante, los paneles de cholguán han debido ser puestos incluso bastante más lejos para cubrir los ventanales rotos de los edificios y del comercio que resultó afectado como actor secundario. Ni hablar de los inmuebles dentro de aquellas dos cuadras enrejadas, que aunque estén por el lado opuesto de las ondas expansivas no resistieron el poder del bombazo.

Trataré de hacer algo al respecto para la radio porque quedé con bastante material, pero al menos por ahora descargué una cantidad enorme de fotos y videos pendientes y desocupé las dos cámaras. Se va julio…

pd.- Desde anoche todo el archivo de fotoplop 2004-2011 se encuentra respaldado acá =)

Cierro con un cover de la noruega/colombiana Maria Mena acerca de Noruega y toda la emotividad que hay por estos días.