To Amy

Pensar que con César cinco días antes en Londres habíamos estado revisando videos de Amy Winehouse, su voz y también sus excesos incluso sobre el escenario. Y entonces dijimos «ES LA JANIS JOPLIN DE NUESTRO TIEMPO».

Pasó ahí en Camden Square, frente a la placita, un barrio más piola de lo que uno podría imaginar para una megaestrella que jamás se creyó el cuento, ni siquiera para cuidarse a sí misma.

Hasta siempre no más, rest in peace diva del soul…

Deja un comentario