Dag 31

*Marea alta

El episodio de hoy en el ferry con ofensas gratuitas, a pito de nada, de mi tía Laly hacia mi ya se hace reiterativo. Si ni siquiera mi mamá se metió.

Prefiero quedarme con los momentos de felicidad de Emma en el tivoli o parque de juegos que por el verano llegó a Sandefjord. Eso si es algo que vale la pena recordar. Lo demás ojalá se lo lleve la almohada.

Felicidad en círculos.

Un comentario el “Dag 31

  1. Así es mi amorcito, quedarse con las cosas buenas, y dejar que las malas se las lleve el viento. Es que la sonrisa de la Emmita es maravillosa, y que decir de Elisa, disfrútalas.
    Te amo

Deja un comentario