Dag 42

*Verano, por fin!

Aunque el sol ya había hecho estragos en mis hombros y espalda el pasado jueves, esta vez pegó igual de fuerte pero la diferencia es que no se puso a llover después. Por el contrario la mañana no pudo ser más veraniega luego de tanta lluvia por estos lares.

Emmita y Elisa aunque en menor medida, disfrutaron de una primera parte del día con chapuzones incluídos. Harto regaloneo e incluso persecuciones con Jessica para escapar de un remojón. Para variar el más damnificado fue Thomas jeje…

Temporada de piscinas is open!

De ahí a una costumbre de buena mesa aquí en Noruega, para luego tomar un alto y recordar que estaba invitado al nuevo partido de Sandefjord por la Adeccoligaen. El resultado no pudo ser más rotundo: 6×0 y eso que hubo dos goles anulados. Partido de colección de los azules de acá aunque al otro euipo la verdad es que no le resultó nada y más encima tuvieron expulsados, que no ayudó mucho.

Oslo y Utoya siempre presentes.

Ordené un poco, que harta falta le hacía a la pieza y Jessica ya me describió un poco el plan de la semana. Prioridad algún informe para este martes 7 AM. en la radio. También veré si me conecto a Skype.

Culminé la tarea pendiente de respaldar fotoplop, voy la tarea de CanyengueNews y algo más.

Dag 41

*Emotividad en Oslo.

A esta hora veo con Thomas el amistoso entre Manchester United y Barcelona en Estados Unidos, que ganar los diablos rojos por 1-0. También jugamos dominó un rato y hablamos por teléfono y Skype con todos, papá, mamá, mayito, etc. Sin embargo, lo que marcó la jornada es el viaje a Oslo, donde seguimos apreciando el daño causado por el autobomba de la semana pasada y el dolor por lo sucedido en Utoya.

Las muestras de afecto son enormes y aún se derraman lágrimas por los fallecidos. Hoy se hizo una ceremonia oficial con las más altas autoridades en Domkirke, que es la principal iglesia de la capital y se ofreció un sentido concierto de música muy acorde al momento, en memoria de quienes partieron.

Continúa la peregrinación en Oslo.

El ambiente en las calles de la ciudad distaba mucho de ser el de siempre, en vacaciones, con eventos, ruidos, y ni hablar de la cercanía en 20 días más de las elecciones municipales que de hecho fueron aplazadas. Fue necesario también colocar pantallas gigantes en otros puntos de la ciudad que, sin ser una gran metrópoli ha concentrado una cantidad importante de población flotante y también quienes por espacio y seguridad no tuvieron lugar en la iglesia.

El perímetro cerrado conforma fácilmente unas 2 o 3 cuadras alrededor del punto de explosión, no obstante, los paneles de cholguán han debido ser puestos incluso bastante más lejos para cubrir los ventanales rotos de los edificios y del comercio que resultó afectado como actor secundario. Ni hablar de los inmuebles dentro de aquellas dos cuadras enrejadas, que aunque estén por el lado opuesto de las ondas expansivas no resistieron el poder del bombazo.

Trataré de hacer algo al respecto para la radio porque quedé con bastante material, pero al menos por ahora descargué una cantidad enorme de fotos y videos pendientes y desocupé las dos cámaras. Se va julio…

pd.- Desde anoche todo el archivo de fotoplop 2004-2011 se encuentra respaldado acá =)

Cierro con un cover de la noruega/colombiana Maria Mena acerca de Noruega y toda la emotividad que hay por estos días.

Dag 40

*in Home

Aunque fue un día hogareño fue de los mejores que he pasado con mi hermano; en la mañana hice algunas cosas sencillas por la casa, fuimos al super, cortamos el pasto del jardín, jugamos algunos juegos Xbox y aunque no coincidimos mucho en los gustos traté de hacer mi mejor esfuerzo.

Después de un almuerzo de lujo del cual incluso tomé su fotits, bajamos a ver algo en el cinema y culminamos el día con una película que, la gracias, es que ni él no yo habíamos visto: «X Men, First Class». Buena. Un 6,0.

¿Se sirve?

Pero como la alegría no podía ser completa Ricardo mañana sale antes del mediodía y Jessica definitivamente no va a Oslo. Maldición, realmente necesito estar ahí, y aunque resultaría difícil de comprender o explicar es algo que preciso sentir. Me recuerda algunos lugares inexplicablemente atractivos para mi en Londres, quizás para todos carecía de sentido estar ahí pero por mi parte me urgía conocer no sólo un preciso punto si no todo el entorno, la gente, el barrio, conocer, etc.

Estoy pensando seriamente ir solo. Creo que mañana veremos que pasa. Por ahora el domingo sé que el papá de Thomas (el mismo al que le rompí los zapatos que espero devolverle este fin de) quiere que lo acompañe este domingo a ver a Sandefjord versus no sé quien. Honor para mi, absolutamente. Personas de bien.

Y a propósito de elefantes rosados, mi mamá está con dramas en Kristiansand. Creía de verdad que se las iba a llevar ‘pelada’ en su visita y el gobierno la ‘atrincó’ cobrándole sus impuestos pendientes, bla, bla, bla…no se puede andar por la vida gastando, viajando y no rendir cuentas tributariamente. Una lástima pero es lo justo por más que le duela a doña Nancy. Obviamente de seguro yo tampoco me la llevaré pelada y más de algún palo o arranque de carácter me va a llegar.

Esta canción ha sonado en el playlist de mi bro y aunque no es nueva ni viene al caso, me gusta al igual que la pequeña y carismática Katy. Gu nat como dicen acá, negris, te busco en Skype…

Dag 39

*Toi agotado

Tal como decía un comercial de Claro hace tiempo, ‘estoy agotado’. Me falta tiempo para ponerme al día con mis deberes autoimpuestos y tal como le decía a la Mayito por Skype, estamos desde la tarde noche del miércoles en Sandefjord de regreso. Un periplo sin grandes contratiempos, que recuerde.

Partiré por lo más sencillo: Hoy fuimos a un lago (sí, otro) donde estábamos solos, mi tía, Emmita, Richard y yo. Un día de calor donde me quemé ene y me duele, y como no he regresado a la casa de la Jessica no me he afeitado y parezco hombre lobo. Aseado y picado de zancudos pero hombre lobo al fin y al cabo.

Me porté decente. Poco vivo como suele ocurrir comparado con el manejo propio del local que tiene mi hermano, un ‘Tom Sawyer vikingo’. No hice problemas por nada -que a esta altura para mi es tema- y debo decir que hubo pasajes que disfruté celebrando las payasadas de mi sobrina revoltosa.

Emmy

No sé si no recuerdo más detalles de hoy o de ayer por el cansancio, pero en realidad el sol agota y más aún cuando antes de volver se dejó caer un aguacero digno de abril en Valdivia. AH! ya me acordé, ayer en la noche con un amigo de mi hermano vimos Fórmula 1, una de las pasiones deportivas de Richard junto a la pesca. La comida exquisita, en eso mi bro se luce. Yo ehm…sigo buscando mis talentos ocultos.

Me enteré gracias a contar con Internet que murió Amy Winehouse, vecina de Londres y que Uruguay ganó la Copa América. Sánchez llegó finalmente al Barcelona y en Chile los estudiantes ya no sé para donde van con su movimiento que se une a otros descontentos contra nuestro presidente. Por hoy es suficiente, ya incluso pienso si vale la pena mandar reportes a la radio si les dan poca valoración online.

¿La kArI y el Chico en Puente son papás? así no más la vida se abre paso. Mis felicitaciones a la distancia, aunque de seguro no me leen por acá. He pensado mucho en qué pasó con nuestra amistad y no es ningún secreto que el que cruzaba la ciudad también tuvo que asumir sus responsabilidades y aunque sigue viviendo medio en broma medio en serio, recuerda con cariños a sus amigos. Un abrazo tequilas.

¿Mañana en la noche? quizás de vuelta donde Jessica, quizás el sábado a Oslo donde pueda ver en terreno lo que pasó (por fin!), aunque por ahora todo está en veremos.

Dag 37

* Ultimátum y psicodelia

La lluvia y la presencia de otros visitantes en la zona terminó por colmar la paciencia de Richard y dado mi escaso aporte como montañista, lo cierto es que el regreso estaría fijado para mañana a Sandefjord (6 horas manejando aprox.). De todas maneras el retorno a Skoleveien -casa de J & T- seguirá siendo hasta el viernes.

El tiempo tampoco ha acompañado y eso que hoy agarramos las bicis y anduvimos varios kilómetros hasta encontrar un lugar donde la historia se repitió y pese a divisar los peces no dimos con ellos en el anzuelo.

Pescador en bajada...

Llegó entonces el momento donde mientras mi hermano probaba suerte con la caña fui cual caperucita al bosque a buscar hongos para la comida. Con una escasa capacitación al respecto recogí los que me parecieron ‘bien’, acogiéndome a la nunca bien ponderada ‘tincada del chileno’. Recordando los casos de intoxicación que ocurren a cada rato en el sur del país, al revisar con Richard no sé cuál era más venenoso que el otro. Literalmente valió callampa mi cosecha.

Lo freak? inicialmente de regreso al rio, todo se me empezó a mover, incluso bajo mis pies. Leeeeeentamente…como era una superficie pantanosa, di fe que podía ser posible, aunque no me dejó de parecer particular.

Ya para cuando miré donde el condenado pez estaba saliendo a comer, noté que los cerros y el bosque iban despaaaaaacio en una dirección, mientras la ribera iba en otra y el río seguía su camino.

Además, caché que todo mi entorno estaba así y no era producto de fijar la mirada como pensé inicialmente. De esas cosas que uno quiere explicarle a otro pero no halla cómo. Al rato mi hermano dedujo que se trataba del efecto de algún hongo que sin querer al tocarlo, luego pasé mi mano por mi boca o bien se absorbió por mis poros…Psicodelia pura brother! marditos pitufos y sus casas a go-go…

Smurfs...

Richard luego me dijo que le había sucedido antes con un amigo que vio respirar a un árbol, claramente en las mismas circunstancias donde digamos, la sacamos barata. Ni en Londres me fumé un porro y acá con toda la naturaleza me pasa esto, en fin.

Cumplí despachando a la radio, sin fotos pero bueno, en un informe de lo mejorcito del último tiempo. Traté de hacer lo mejor posible en la pesca pero finalmente creo que me queda sólo eso, haber dado mi mejor esfuerzo.

Dag 36

*¡Al abordaje! …¿o no?

Entre todas las embarradas que me mando y -aunque me cueste reconocerlo- también con la cabeza pensando en lo que podría apuntar sobre cosas de Oslo, hoy lunes con Richard agarramos el kayak inflable y nos mandamos un viaje previo paso al minimarket a un lago ubicado en altura y que era enorme, haciendo ver minúscula a nuestra barca.

Al margen de una o dos cagadas en la precia antes de hacernos al agua, mi nerviosismo era demasiado evidente y es que soy medio cobardón para estas cosas. Sumenle la tensión permanente de saber que viajaste para aportar y terminas siendo un cacho.

in the middle of the lake...

A ratos pienso que ir de pesca con mi hermano es como conocer a mi papá de joven por gestos, físico, lenguaje, maneras de ser, etc. Sin embargo, Richard no me cabe duda se ha esforzado 200% en tenerme paciencia en las cosas que no sé (todas parece) y ha tratado de tener manga ancha con mis condoros, tolerando de paso mi trabajo periodístico aún aquí, donde sé que detesta seguir conectado con el mundo exterior.

Tras sobrevivir, cominos una cena extraordinaria con pescado+papas+cebolla salteada+roncola…uf!. Luego de eso pegar los zapatos prestados de los papás de Thomas y al tuto. Ya es medianoche. Negra loves you.

[COLUMNA] Enemigo íntimo

Columna de opinión y extracto de informe para Radio Portales de Santiago.

Tal como lo adelantamos en los oportunos informes una vez sucedidos los trágicos hechos del viernes 22 de julio en Oslo y Utøya, la cautela de las autoridades noruegas para referirse a posibles culpables de los atentados fue una señal potente que aunque era muy fácil seguir la tendencia de apuntar a grupos fundamentalistas islámicos, lo más prudente era esperar, en medio del shock natural por el acto violentista más voraz de su historia e indagar los antecedentes con la calma y acuciosidad que caracteriza a los habitantes de esta parte del mundo.

En Chile, por ejemplo, solemos poner caras a las noticias; un nombre, un rostro, sin embargo, las horas pasan en el reino de Noruega y no hay lista de fallecidos o heridos, al menos de manera explícitamente pública. Y es que el respeto por la privacidad y el dolor de decenas de familias es absoluto y los esfuerzos investigativos ratifican ese derecho fundamental.

Con sólo 32 años, Andres Behring Breivik, descendiente de noruegos originarios, tiene una apariencia pasiva y ordinaria en estos parajes, comparativamente al daño que ha causado. “Es mejor ser odiado que olvidado” ha dicho, aunque su abogado defensor prefiere omitir más comentarios para no perjudicar su caso más de lo actual.

Si bien se habló del Islam y su injerencia en los incidentes de la semana pasada, no se estaba tan lejos. La diferencia –no menor- es que la orientación era preliminarmente en las especulaciones de corte errado. Al ser noruego ‘100%’, nacionalista y opositor extremo a la inmigración extranjera –especialmente desde oriente- el causante del desastre, sucede que los ojos de la órbita internacional cambian la mirada. Se trata de un ‘problema interno’, a controlar por las autoridades locales y donde cerrar aeropuertos y aumentar los controles –como se hizo tras los ataques- no tiene nada que ver con el combate a este tipo de subversión.

El nuevo terrorismo que muestra ácidamente el desenfado de grupos que suman adeptos por Internet, hacia la permisividad del gobierno noruego hacia los extranjeros, es una nueva especie de enemigo. El más interno e íntimo que se pueda pensar.

Jens Stoltenberg y el AUF, Primer Ministro y uno de los partidos gobernantes respectivamente, que avalan este tipo de políticas fueron el blanco, esta vez. Un ataque letal pero extrañamente mal ejecutado si se quiere; Stoltenberg no estab en su oficina del centro de Oslo y de hecho, al día siguiente iba a Utøya, siendo sabido en estos lares que es período de vacaciones y a las 16 horas, la mayoría de la gente va de regreso a casa. Extraña ejecución de un plan maquiavélicamente pensado y fríamente calculado.

Como sea, disfrazado de policía y con un arma automática, Behring Breivik pudo esperar el arribo de Stoltenberg a Utøya para dar forma a su macabro plan. ¿Solo? Esa es una de las muchas dudas que rondan el caso, mientras la sociedad noruega recuerda a sus hijos fallecidos y las preguntas del por qué continúan, al igual que las banderas a media asta y las velatones por todo el reino escandinavo.

Dag 35

*Caña brava

Buena despertada, calurosa, con mucha luz en la cara y mosquitos jodiendo. Aunque el cuerpo siempre reclama la cama de costumbre. Buen desayuno y aunque los peces nos hicieron el quite, el río más tarde nos daría un gran alivio.

Llegamos tras cinco horas de tirar las cañas y entre ratos de calor intenso y lluvia de temporal, volvimos a la cabaña para comer merecidamente.

En la sobremesa y como broma antes de ir a probar suerte con mi caña en vez de moscas, Richard me preguntó que dónde la había dejado. Me dio por buscarla y cómo adivinarán y lo digo como especialista en mandarme numeritos no estaba. «Cuento corto» como dice mi amigo Jaime, mi hermano agarró el auto -conmigo- y sin siquiera cerrar la cabaña volvimos rio arriba, 10 minutos, soplados en medio de un temporal de aquellos con acelerador a fondo. Al llegar nada, sólo resignación, incredulidad y sentimientos de culpa. Horrible. Era mi tercera cagada desde que habíamos llegado (del día en rigor), sumando que rompí la perilla de la radio/dínamo (yo pensé que se sacaba) y el hecho que despegué unos zapatos (los dos) que me prestaron los papás de Thomas y que los tenían desde antes de Cristo acompañándolos en todas sus paradas, no más.

En el silencio incómodo de la cabaña y las palabras de cortesía de mi hermano, revisé la última toma de la cámara grabadora antes de subir al auto. Justo en un segundo me enfoco caminando y nos queda ese cachito de duda si realmente la andaba trayendo al subirme al móvil. Oh, la esperanza…

Recordamos que sí, además iba adosada a un gancho metálico. Decidimos ir al tiro a buscarla, 20.30 horas, vuelta a ponerme los prensas mojadas y los zapatos despegados con cara de pato parlante. Era necesario desengañarse de una vez.

Nos bajamos de nuevo tras algo más de 10 kilómetros de la cabaña, descartando el aparcamiento del vehículo como punto de atención y retomando el camino de retorno posible lugar de hallazgo. Barroso todo, irregular y lleno de pastizales, musgos, ciénagas que se hundían, recordé un tropezón donde Richard rió de buena gana. Cuando llegamos al lugar mi hermano me miró feliz porque recuperó una de sus cañas más queridas y que ya no puede conseguir en el mercado y por mi parte por fin pude estar en paz. Gracias San Expedito.

Fue mejor que una trucha (de hecho en la tarde tuve una y zafó). Hallar la caña de propiedad de mi bro fue una tarea brava, de pocas posibilidades pero de la cual -al igual que la trucha- zafé por esta vez, con suerte inexplicable. I believe in miracles.

Gracias por favor concedido.

Dag 34

*Welcome to the jungle, norwegian jungle.

No es la selva patagónica pese a presentar condiciones muy similares, pero sin duda se trata de bellezas distintas e igualmente admirables. En esto no hay por qué ser excluyente.

Los bosques húmedos de Noruega, incluso en verano, quizás no son -en ciertos tramos- tan vírgenes como algunos parajes chilenos pero tienen como plus la tranquilidad y un marco espectacular. Saber que hay gente cerca y que eso no es sinónimo de basura o contaminación de cualquier tipo es admirable.

Yo con Richard trato de aprender algunos tips de pesca e intento documentar con la cámara algunos pasajes, aunque cuesta andar con el aparato porque eso también limita disfrutar el momento.

La radio/dínamo funciona y da cuenta de las reflexiones y nuevos datos (pocos) de las masacres de ayer, de corte nacionalista, ya que algunos noruegos están hartos de lo permisivo que se ha vuelto su país con los extranjeros y los beneficios con que cuentan en desmedro de los locales.

Sabemos algo pero sin electricidad e Internet, porque el lugar al cual llegamos como plan B ‘Unsetbrenna’, cerca de Rendalen, suplió el sitio principal al que íbamos era el centro del sistema frontal que ha afectado al centro sur noruego.

Desde mi ventana.

Acá también hemos tenido alternancia entre las pocas horas de este día 1 de expedición de lluvia y algo de sol. Eso sí, el plan B tiene cabaña, no menor. Perdí 10-6 en dominó. Crónica y hasta mañana yo creo.

To Amy

Pensar que con César cinco días antes en Londres habíamos estado revisando videos de Amy Winehouse, su voz y también sus excesos incluso sobre el escenario. Y entonces dijimos «ES LA JANIS JOPLIN DE NUESTRO TIEMPO».

Pasó ahí en Camden Square, frente a la placita, un barrio más piola de lo que uno podría imaginar para una megaestrella que jamás se creyó el cuento, ni siquiera para cuidarse a sí misma.

Hasta siempre no más, rest in peace diva del soul…