Día 2

*Flipper flight!

Amanecí durmiendo a ratos y me decidí por irme a leer a un rincón del avión. Leer digase a interpretar las revistas francesas, donde están tan al día de ese pueblo llamado latinoamérica que fuera de citarlo como destino turístico, en los temas serios mencionan el triunfo de Umala, destacando su pasado militar, nacionalista …y venezolano. (…)

De mañana llegada a Charles de Gaulle (CDG), aunque la ventana ha sido inútil ya que las nubes se portan tan ariscas y cerradas como los oficiales y agentes de aduana en el aeropuerto. Mi mamá lo sufre y le quitan algo de su bolso. Yo me sorprendo porque no hay wi-fi gratis y un mariachi mexicano irrumpe como un oasis en medio de la apatía gala por el folclore charro adornado por una simpática bailarina.

Lo freak, un pasajero del Air France K.O. ¿Las razones? presumiblemente baja de presión o al vesre, porque luego se recuperó y retomó la vertical.

«Schipol civuplé» describo el siguiente destino en Amsterdam (AMS). Sublime, más servicial e igualmente grande como terminal aéreo. Los mall plaza serían un adorno en el principal aeropuerto holandés del reino Heineken.

Un viento de molinos nos lleva a través de KLM -que hace las operaciones locales europeas- rápido a Kristiansand (KRS). De noche -aunque es como si fuera de dia- y la misión está cumplida. Por ahora terminó el agotador pinball aéreo. Bella recompensa escandinava en el entorno. Sin novedad.

Deja un comentario